noviembre 09, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra.







37. Últimas Decisiónes 






Arumi regresó a casa con Shaid algunas horas después y yo seguía tan perdido en mis pensamientos que no pensaba nada con claridad.
No podía quitarme a Arumi de la cabeza. Cuando escuché el ruido del motor detenerse sentí que el tiempo comenzaba a pasar muy lentamente mientras Shaid y Arumi entraban por la puerta. Y entonces.comence a sentirme tan tremendamente estúpido cuando caí en cuenta de que estaba nervioso y yo jamás lo había estado antes, menos por una mujer. Pero reflexione que no era cualquier mujer, era la mujer de la cual estaba enamorado y con la que llevaba casi seís años de matrimonio y claro era la primera mujer que me quería votar de su vida, después de haber estado tanto tiempo a mi lado y eso me llevaba á comprender el motivó de mis nervios.


Arumi entró muy rápido a la habitación y no dijo ni medía palabra mientras buscaba algo en el último cajón del buró, mis nervios iban en aumentó y aunque no dejé de mirarla, ella no miró a verme, no me concedió la dicha de mirar sus tierna mirada que aún conservaba y me gustaba contemplar a pesar de los problemas. Era lo único que se conservaba intacto en ella.

-Mamá ¿papá también irá?
-No, tu papá no se dónde está.
-Aquí estoy. ¿A dónde van?
-Llevaré a Shaid con mi hermano.
-Sabes lo que pienso de tu hermano.
-¿Y tú sabes lo que él piensa de ti? A Shaid le agrada Oswaldo así que lo llevaré a verlo.
-No te lo permitiré.
-¿Enserio?-dijo retandome-¿Y que harás para impedirmelo Tom? ¿Vas a gritarme y empujamer y me abofetearas?

La observé analizando sus palabras y todo había pasado como ella había dicho en el orden que dijo cuando había ocurrido su accidente.

Shaid bajó las escaleras con una mochila y nos miró.

-¿Están peleando?
-No-contestó Arumi sin dejar de mirarme-¿Estas listo?
-Mi tío llamó y dijo que el pasaría a buscarme.
-Es una excelente noticia así sirve que tu tío y yo intercambiamos palabras - me observó y no dije nada.
-¿Estas listo?
-Si mamá.

Bajó las escaleras y se puso de pié justo a lado de mí, envolvi su mano con la mía y Tom observó a Shaid.

-Así que vas con tu tío talvez podría contarte en dónde...
-Callate Tom.

La miré retandola y ella ignoro por completo mi mirada.

-Despidete de tu papà.
-Nos vemos en la noche papá.

Arumi tomo su mano y camino él hasta la puerta de entrada. Hoy igual teníamos cita en el juzgado y se me había olvidado por completo. Escuché cuando el coche de Oswaldo se puso en marcha; y Arumi entró a la casa. Volvió a colocar su bolsa de mano, y me miró.

-Te veó en la corte Tom.

Se giro y salió de la casa, yo observe la puerta como si tuviera algo especial y me dirigí a la habitación. Hoy era la audiencía con el juez y no con la trabajadora social, hoy se decídia si nos otorgaban el divorció o no. Suspiré y me dirigí al cuarto de baño. Tarde aproximadamente treinta minutos en estar listo. Miré el relój más de tres veces antes de poner en marcha el vehículo. Observe igual por mucho rato la foto familiar que tenía en el interior de mi billetera.
Tenía ganas de no ir y por eso iba demasiado lento, porque quería no llegar a el juzgado de lo familiar. Pero no llegar implicaba, y lo tomarían como que yo estaba de acuerdo con todo y con el divorcio; así que cuando llegué me estacione justo a lado del vehículo de Arumi y bajé con mucha calma y lentitud. Me tomé mi tiempo. Y cuando llegué, ya estaba ahí el juez, que era un hombre, por cierto y estaba Arumi con su abogado y el mió. Me sentí nervioso y entonces comprendí que nada ganaba con seguir enfrascado con la idea de tenerla atada a mi lado, ella ya no era mía, aunque yo todavía estuviera ilucionado con ella y peor aun encaprichado con la idea de que ella igual seguía enamorada.

-Buenas tardes-dijo el juez con voz severa-¿Ya estamos todos?-asentimos y entonces comenzo a leer-,de acuerdo estamos aquí porque la señora Holffman, solicito la anulación de su matrimonio civil al estado de Leipzing, de su actual esposo Tom Kaulitz alegando diferencias inreconciliables. Estando de por medio el menor Shaid Thomas Kaulitz Holffman. Y pidío que se le otorguen a Tom Kaulitz dos días de visita del menor. ¿Eso es correcto señora Holffman?
-Si.
-¿Quiere agregar algo?-ella negó y él juez me miró-Tom Kaulitz el expediente dice que usted no esta de acuerdo. Exponga sus terminos.
-No, yo me dí cuenta que no quiero pelear nada con ella. Estoy totalmente de acuerdo con los terminos de Arumi y me gustaría que fueran tres días, desde el jueves en la noche hasta el domingo en la noche y aparte de la pención para Shaid igual quiero dejarle la casa.

Ella me miró impresionada y yo no dije nada, despues de todo ella lo quería de esa forma, ya estaba tan cansado de batallar y no lograr nada.

-¿Esta usted de acuerdo con la petición de el señor Kaulitz?-dijo el juez dirigiendose a Arumi ahora. Ella asintió y entonses el juez se dirigio ahora a todos-Entonces si ya aclaramos esto, tienen que venir el dos semanas a firmar su acta de divorcio. Nos vemos en dos semanas.

Esas dos semanas pasarón muy rapido, todo lo contrarió a cuando algo es muy esperado que pasa lentamente. Ya no cenabamos en familia y cuando lo haciamos Shaid hacía preguntas muy incomodas por eso cuando regresaba a casa ya había comido o cenado y así pues evitaba incomodidad y tensión en casa.

Así que esas dos semanas pasarón de forma rapida y cuando menos lo esperé ya tenía el acta de divorcio en mi manos. Y mi firma figuraba hasta el final justo a lado de la de Arumi Holffman, ya no Arumi Kaulitz. Ahora ya no era así. En ella ambos aceptabamlsos nuestras obligaciones y derechos con respecto a la educación de Shaid y su entorno.

Así que bien eso era todo, ya no más "Arumi y Tom" ahora casa quien era uno mismo.

Esa misma tarde cuando llegué busque las las maletas para empacar algunas cosas, esa misma semana me había comunicado con una agencia inmobiliaria para que vendería mi antigua departamento y me consiguiera uno más grande ya que el antiguo solo tenía una habitación y ahora iba a decitar una de dos porque Shaid iría a dormir tres días. No había nadie en casa, así que sería más fácil irme. O a menos eso creí pero minutos despues Arumi y Shaid regresaron a casa y aquello iba a ser una misión imposible.

-Tom-escuche la voz de Shaid-Papá-se estaba acercando y cuando cerre la maleta el ya estaba en el umbral de la puerta.
-Shaid.
-¿Iras de viaje?-Yo negué-,¿entonces para que es esa maleta?
-Yo, ya no viviré aquí.
-¿Porque?
-Bueno es la dispoción legal-le mentí para nl decir que era mi dispoción.
-Pero yo no quiero que te vayas.
-Perdoname Shaid, pero yo no puedo permanecer en esta casa.
-Yo quiero que te quedes conmigo y con mi mamá.
-Eso es imposible-me agache a su altura y el ya lloraba cuando lo abrace.
-Tú mamá te cuidara de lunes a jueves y estaras conmigo el fin de semana.
-Yo quiero estar con ustedes dos toda la semana, todo el año.

Bese su frente y me incorpore para bajar la maleta y camine por la sala con Shaid siguiendome llorando.

-Mamá dile a papá que no se vaya que lo necesitamos-me detuvé esperando a que Arumi me lo pidiera. Pero no lo hizo. Me gire levemente pero no lo hizo. Nisiquiera me miró, Shaid en cambio corrio hacia mi llorando y me abrazo suplicandome que no lo dejara.
-Perdoname Shaid-,bese su cabello y cuando salí de la casa, escuche su llanto fuerte detras de la puerta.


Nota: Este capítulo me costo escribirlo, pero en fín aqui esta, no me odien y espero me den su opinión o me regalen algún voto. El siguiente capítulo es el primero de la tercera y última parte. ¡Besos!


1 Estrellas:

jennifer dijo...

No puede ser!! Tom no pudo haberle dado el divorciooo..

Subeeeee yaaa!!

Publicar un comentario