octubre 09, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra





35. Términos



Tom:

Shaid estaba acostado en la cama, cuando entré a su habitación miraba el techo y cuando entré enseguida me miró.

—¿Como te sientes Shaid?
—Mejor—,me acerque á la cama y  me senté a un lado de él—Papá no quiero que dejes de querer a mi mamá.
—Nunca he dejado de quererla. Tú mamá es la que ya me dejó de querer.

Desvío su mirada y dejó escapar un largo suspiró cargado de muchos sentimientos negativos. Así que cuando regresó su vista a mi trato de sonreír y yo lo tranquilice mientras acariciaba su cabello.

—No quiero verlos separados.
—No sé que hacer para conquistarla otra vez.
—¿Ya no me quieren?
—Tú eres lo que más queremos Shaid pero es algo difícil de explicar.
—Papá, yo se que tú no dejarás que mamá se aleje de ti.
—Tienes razón, mañana es el día del primer citatorio en la corte familiar; y no permitiré que Arumi se aleje de mi.

   Abrace a Shaid y me acomode a su lado, el permaneció callado hasta que se durmió. Yo salí de su habitación y me dirigí a mi habitación con Arumi.
Ella había dejado la puerta abierta, y aunque no lo quise tomar como una señal de que estaba cambiando algo; entré a la habitación y me acoste a su lado.

Shaid tenía razón, no podía y no iba a permitir que ella me alejara de su lado. Iba a hacer hasta lo imposibles por mantenerla conmigo.

Cuando desperté Arumi ya se había despertado y me miraba examinando cada poro de mi rostro, mientras delineaba el contornó de mis labios con uno de sus dedos. Cerré mis ojos, cuando sentí su tacto y respire más lentamente como ella solía hacerlo cuando acariciaba su piel. Me gustaba y ahora mismo quería besarla, pero no estaba seguro de lo que ella iba a hacer. No lo supe hasta que se detuvo y abrí mis ojos. Seguía mirandome, ahora de forma distinta.
Examine su semblante y mi vista recorrió desde su rostro hasta llegar a su cuello y de ahí hasta su pecho. Estaba envuelta en una cobija blanca y estaba desnuda; la noche anterior no lo había notado, pero ahora se transparentaba su desnudes.

—¿Desde cuando duermes desnuda?—ahora yo estiré mi mano y acaricie con mi dedo pulgar el lunar que tenía justo en el frente de su hombro izquierdo.
—No sé, creó que desde anoche.

Me incorpore y me senté bien en la cama, justo enfrente de ella. La miré una vez más y ella sonrió mientras cerraba sus ojos; me acerque un poco a su cuello para aspirar su aroma, y sentí como se estremecia.

—Estas nerviosa—afirme mientras dejaba un pequeño beso en su cuello.
—Últimamente lo estoy siempre Tom. Creó que se debe a que hoy será la primera audencia.

Permanecí en silenció y ahora bese su frente, ella abrió sus ojos y miré mi reflejó en sus ojos. Me miró angustiada y se dejó caer; la observé y ella a mi.

—Arumi. Te amo.

No dijo nada, solo se giró y quedo boca abajo. Miré el despertador y aún eran las 6:00 am. El teléfono sonó y me levante a contestarlo.

—Hola.
—¿Tom Kaulitz?
—Si, él habla. ¿Que se le ofrece?
—Le llamó de la oficina de la corte familiar; para informarle que el por asuntos de fuerza mayor, el juez decidió posponer la audencia para el próximo viernes. Mañana le llegarán las nuevas notificaciones.
—De acuerdo. Gracias por la información.

Colgue el teléfono y regresé a la habitación.

—¿Quien era?—dijo Arumi y continuó boca abajo.
—De la oficina del juez al parecer se aplaso la cita para el viernes.
—Que inoportuno.
—¿Ya no me soportas? ¿cuál es la maldita urgencia por estar divorciada de mi?

No contestó y desvío la mirada, mientras yo maldecia entré dientes. Y observaba su desnudes debajo de las sabanas deceando amarla.

—¿Puedes correr las cortinas?
—Pero esta nublado—afirme.
—Lo sé, pero quiero seguir durmiendo.
—Supongo que igual quieres que me vaya de aquí—me dirigí a la ventana, para correr las cortinas.
—No, yo quiero que te quedes un poco más.
—Pensé que no me querías cerca.
—Entonces te puedes ir. Si así lo quieres.
—Estas demente.
—Puede ser, pero tú me amas de igual forma.

Caminé á la cama y me volví á acostar a su lado; ahora me incorpore un poco apoyandome con mis hombros para mirar su espalda desnuda cubierta por la transparente sabana blanca; y acaricie su nuca bajando hasta llegar a su espalda. Ella volvió á cerrar sus  ojos y su respiración sé hizo lenta, incline un poco mi rostro para poder besar su espalda. Arumi dejó escapar un largo y suave suspiró. Abrió sus  ojos y se giró para quedar boca arriba en la cama, cerró sus ojos y se acomodo dejando al descubierto, su cuello y su clavícula invitandome a besarlos. Y acepte la invitación.

Me quité una a una las prendas que me cubrían y  volví a besar su cuello, ahora más lentamente, me acomode encima de ella, y Arumi abrió sus  ojos cuando sintió mi peso, enredo sus  brazos en mi cuello y acaricio mi nuca, haciendo que me estremeciera. Me miró un par de segundos antes de que ella besara mis labios, muy suavemente y mis manos empezarán a recorrer su  cuerpo que reaccionó al primer contacto de mis manos tibias. Suspiró y bese sus labios, y bajé por su cuello hasta regresar a sus labios.

—Arumi—, le dije matando el romance del momento—¿Enserio quieres hacerlo?—mi cuestionamiento me tomo sorpresa, cuando hice que ella lo reflexionara mejor y tratará de incorporarse para liberarse de mi.
—Tom, yo no sé si quiero hacerlo.

Me aparte de ella y se sentó. Yo La imite.

—Estuvimos a punto de cometer un error.
—¿Cual es el error?  Hacer el amor con mi esposa no es un error.
—Bueno se supone que estamos por divorcianos.
—Pero tú eres la que quiere alejarse de mi. Yo solo quiero estar contigo y cuidarte. Quiero que me perdones y que podamos continuar con nuestra vida normal. Arumi sigo enamorado de ti.
—Dejame sola Tom.

Arumi:

Pasaron unos días después de que estuvimos a punto de volver á estar juntos y aunque lamentaba haber dejado pasar aquella oportunidad, hasta ahora no me arrepentia de habermenos detenido en el momento justó. Después de que se aplsara la audiencia, nos llegó la fecha nueva y ese día era hoy.
Georg y Lorena se habían quedado en la casa con Shaid y cuando salimos rumbó a la cita, cada quién se fué en su coche, sin siquiera dedicarnos una mirada.

—Buenos días—Saludo la trabajadora social—,Arumi. Tom.
—Buenos días—contestamos.
—Tomen asiento. Están aquí porque la señora Arumi solicitó la anulación de su matrimonio alegando diferencias inreconsiliables—Asentí y la trabajadora social miró a Tom—¿Tom?—él asintió.
—Aquí igual dice que tienen un hijo en común Shaid Thomas kaulitz Hoffman. Arumi solicitó la custodia del menor, con días de visita. Tom ¿Esta de acuerdo?
—No.
—¿En que no esta de acuerdo?
—En todo.
—¿Entonces no quiere el divorció de mutuo acuerdo?—Tom negó y la trabajadora social nos miró.
—Entonces será más complicado.

Estuvimos discutiendo mil formas de posibilidades pero Tom no aceptó ninguna y la trabajadora social no logró nada; dijo que sería mejor que Tom y yo hablaramos nuevamente y nos programó otra cita.

—Te dije que no sería fácil.

Me dijo Tom cuando estuvimos en casa.

1 Estrellas:

jennifer dijo...

Que Tom no le de el divorcio a Arumoi..

Subee estan buenisimas las fics :)

Publicar un comentario