septiembre 24, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra.


33. Una artista.

Arumi hizo pasar al hombre desconocido a la sala y nosotros nos sentamos en la mesa del comedor.

—¿Como fué que Arumi cambió en un instante?—Georg sorbio de su jugo y la miró—Ayer estaba desconsolada.
—No sé, yo enserio que no puedo entenderla. Todas las  mujeres y sobre todo Arumi, están locas.
—Toom
—Es la jodida verdad, pero amo esos cambió de humor.
—Oh bueno.

Permanecimos ahí, yo mirando de vez en cuando a Arumi hasta que ella se puso se pié y estrecho su mano con la del hombre desconocido y lo acompañó hasta la puerta. Después otra vez no me miró ni me dirigió la palabra, se dirigió a su estudió y estuvo mucho tiempo ahí, talvez un poco más después de que Georg se fué.

—Arumi ¿Quién era ese hombre?
—Él director de la escuela de Shaid, fué un famoso pintor hace algunos años; ya sabes cosas que son imposibles que entiendas Tom.
—¿Y que quería?
—No es de tú incumbencia.

Permanecí de pie, en el umbral de la puerta y la miré ir y venir buscando algo que talvez ni ella sabía que era.

—Veo que decidiste dejar el luto—,me miró por un segundó y no dijo nada.
—¿Puedes dejarme sola? Este es mi espació.
—Claro.

La dejé sola, como me pidió y me senté en el sofá grande de la sala
Shaid se sentó a mi lado y permaneció en silenció a mi lado mientras veíamos la televisión.
Su madre salió medía hora después con varios cuadros y una caja de plástico en dónde había puesto varíos documentos personales de ellas y algunos folders y cuadernos. Se acercó conmigo y Shaid y se dejó caer en el sofá y agarró el teléfono. Marcó algún número y comenzó á hablar.

—Hola, ¿papá?—permaneció callada un par de segundos y continuó—Si lo siento papá, ya estoy mejor. Necesitó un favor.
Si necesitó que consigas a alguien que llevé unas cosas hasta la escuela de verano en dónde asiste Shaid—me miró y luego a Shaid—¿La dirección? Eh te lo mando en un minutó por mensaje—continuó en silenció por algunos largos segundos—Gracias papá, igual te quiero. Said tú abuelo quiere hablar contigo.

Después de entregarle el teléfono Arumi, se acercó a mi. De echó se acomodo demasiado cerca de mi, que pude oler su fresco aliento a menta y hierba buena.

—¿Dejarás ese comportamiento tan raro y misterioso?  Es decir que ahora eres más rara y misteriosa.
—Tom nunca me habías dicho eso. Nunca me habías dicho que era rara y misteriosa.
—Lo eres, y creó que te hasta vuelto más rara.
—El director de la escuela de Shaid vino a ofreserme trabajó en su escuela de arte.
—Eso es genial.
—Eh y me mudaré a la habitación de invitados.
—¿Porque?
—Porque no quiero dormir contigo, tampoco quiero tener nada que ver contigo.
—¿Esto es por lo que paso con...?
—Si, por eso mismo.
—pensé que lo habías olvidado.
—Nunca lo olvidaré Tom.
—¿Porque?
—Es Obvió Tom confíe en ti.
—Arumi no puedes hacer eso.
—Puedo y lo haré.
—No, no lo harás. Tú te quedarás en la habitación y dormiras conmigo.
—Eres un imbécil.
—Y tú insoportable.
—¡Papá, mamá!—Shaid colgó bruscamente el teléfono y me nos miró molestó—¿Que pasa con ustedes?
—Pasa que tú madre esta loca y desquiciada.
—Por lo menos no soy una cínica, mentirosa. Como tú.
—Y por lo menos yo no soy bipolar.
—Eres la peor persona del mundo.
—Oh gracias, no si recuerdas que antes de casarnos todo eso era perfecto para ti.
—Estaba confundida.
—¡Ya basta!—grito llorando Shaid—Los dos están mal, y no quiero verlos.

Subió corriendo las escaleras y Nieve fué detrás de él chillando nerviosa.

—¡Lo vez!  Hiciste llorar al niño.
—¿Yo?  Fuiste tú Tom. Tú tienes la culpa de todo.
—Se que todo esto lo dices por Janne. Pero no fué mi culpa que ella muriera.

Arumi me miró y sus ojos se llenaron de lágrimas en un segundó, sentí su mano estamparse en mi rostro y me dí cuenta que había echo mal, mal, mal.

—Arumi. ¡No!—camine detrás de ella y agarre su codo y me miró.
—¡Sueltame!
—Arumi no quice mencionarla. Tienes razón yo soy la peor persona de éste mundo y no te merezco pero...
—Tom ya no quiero estar contigo. Dejame sola.
—¿Pero y Shaid?
—No quiero hablar contigo ya te dije todo lo que tenía que decirte.
—Esta bien, te dejaré sola pero quedate en la habitación yo iré a la de invitados.

La dejé ir y solo entré a buscar algunas almohadas, ahora solo faltaba ir a hablar con Shaid y eso no sería fácil. Ahora tenía más problemas en que pensar y tenía que buscar soluciones.
A la mañana siguiente Shaid y Arumi salieron toda la mañana y estaba tan nervioso que no pude pensar en nada que no fuera Arumi y Shaid. Y todo lo que había pasado.
Así que cuando regresaron no dije nada y ella tampoco dijo nada. En la semana nos hablamos lo menos que pudimos, aunque en realidad yo tenía mucho que decir, ella era la que no me dejaba hablar.

Unos días después cuando llegó la correspondencia llegó y junto con ella llegó un sobre a mi nombre.
Lo miré por un largo minutó y después miré en dirección al jardín, Arumi estaba regando las rosas y Shaid le ayuda. Observe otra vez mi nombre impreso en el sobre y con ayuda del abré cartas, lo abrí.

Era un citatorio para dentro de dos semanas, me tenía que precentar en la corte familiar, para discutir los terminos del "Divorció".

Miré otra vez a Arumi, sin dar crédito a lo que mis ojos veían. Arumi había solicitado la anulación de nuestro matrimonio civil.

Algo en mi interior se destrozó...

Camine hasta la puerta corrediza que daba con el jardín y lo abrí, Shaid me miro. Arumi me ignoró por completo.

—Shaid, hablale a tu abuela Simone y dile que necesitó verla.
—Si, papá.

Shaid se fué...

—¿Que significa esto Arumi?
—¿No sabes leer?
—Arumi, ¿Esto es enserio? No puedes hacerme esto. Aún no hemos hablado.
—Yo te dije que ya te había dicho todo lo que tenía que decirte Tom.
—Pero yo no.
—Ya no hablaré contigo Tom. No hasta la fecha que establece el citatorio.
—Arumi.
—Tom, lo siento—,dejó aún lado la pequeña regadera—Te veo en la corte familiar en dos semanas.

Entró a la casa y se dirigió a la cocina, no tenía caso que la siguiera porque solo provocaría una pelea y no quería que Shaid nos viera discutir una vez más.

Arumi:

—Ya tomaste tú decisión hija y si de verdad no funcionan las cosas, por tu bien y por el de Shaid. Toma las decisiones que pienses seran mejores para los dos.

Habíamos ido a ver a mi papá, Shaid miraba la televisión mientras nosotros tomabamos café.

—Él citatorio es para el próximo lunes.
—Te veo preocupada hija.
—No sé papá. Aún no se lo hemos dicho, no se como lo vaya a tomar. Shaid creé que todo sigue igual; de todos modos yo no estoy pidiendo la custodia completa, quiero que Shaid siga frecuentando a su papá.
—Espero que todo salga bien.
—Ademas papá ahora soy más independiente, con el trabajó en la escuela se verano.
—Solo quiero que sepas que te apoyó en tus decisiones hija.

Asenti y miré a Shaid. Estaba tan concentrado en el programa que no notaba y tampoco escuchaba lo que hablabamos.

—Shaid es hora de irnos.
—Si, mamá.

No habíamos hablado con Shaid acerca de las últimas noticias, Tom se negaba a aceptarlo y cada día me costaba mirarlo sin que algunas lágrimas se me escaparan.
Quería hacerlo, pero igual no quería, estaba muy confundida. Pero ahora no me gustaba tanto estar con Tom. Me gustaba observarlo mientras caminaba nervioso por toda la casa, con solo su boxer. Ya no intentaba que las cosas cambiarán, ya no me insistía que hablaramos y eso me hizo comprobar que nuestro matrimonio estaba acabado y demasiado frío.
Pero igual estaba bien que no insistiera.

—Llegamos—. Me estacione a lado del vehículo de Tom y me hizo sentir perdida saber que estaba ahí. —Tom—,Shaid se quitó sus tenis y anduvo descalazo hasta la sala—papá, Tom—Shaid buscó a su padre hasta que el se asomó de la cocina.
—¿Que pasa Shaid?
—Nada.

Shaid se sentó en el sofá y Tom regresó a la cocina, yo me atreví a entrar a la cocina y lo miré.

—Hola—,me dirigí al refrigerador por agua fría y el me observó todo él tiempo.
—Hola Arumi.
—Tom yo creó que es tiempo de decirle a Tom.
—Como quieras. Creó que es igual si se lo decimos hoy, mañana. Él sufrirá.

Salimos de la cocina y yo me acerque con temor a Shaid. Tom igual.

—Shaid tu madre y yo tenemos que hablar contigo.
—Si; que pasa.

Nos miró y yo me senté a un lado de él.

—Shaid tú papá y yo hemos tomado la decisión de separarnos—,Tom me miró y después ambos miramos a Shaid.
—Yo... yo no entiendo...
—Significa que tú mamá y yo nos vamos a divorciar, eso quiere decir que ya no viviremos...
—Se que quiere decir—,dijo nervioso y empezó a temblar desesperado—Lo que no entiendo es porque.
—Papá ¿Ya no me quieres? ¿Ya no quieres a mamá?  ¿Es porque mi hermanita murió?—Tom se acercó a él y lo abrazo.
—No. Shaid yo te amo, eres mi único hijo y es imposible no quererte campeón, y por supuesto que amo a tú mamá—acaricio su cabello y me miró.
—¿Entonces porque papá?
—Es difícil de explicar Shaid.

Ahora me miró a mi con sus ojos inundados en lágrimas.

—Mami ¿Ya no me quieres?  ¿Ya no amas a papá?
—No Shaid, yo te quiero, te amo mi vida como no tienes idea—Lo abrace muy fuerte y continuó llorando.
—Dime ¿Ya no quieres a mi papá?

Me miró a los ojos y no le pude mentir, a él no. Así que no le contesté y lo abrace muy fuerte.

1 Estrellas:

jennifer dijo...

Me desespera la actitud de Arumii!!
Xq complica todo.

Yo se q Tom la engaño. Pero ella es muy misteriosa. Yo no quiero q se divorcien.

Publicar un comentario