septiembre 28, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: 1.5 La vida viene sin hacer daño.

     




8. Berlin




 Cuando desperté Dani estaba despierta en vuelta en las sábanas. Sonrió y yo igual, acaricio mi rostro y nos volmimos á besar, ahora ella se acomodo encima de mi y beso mi cuello.

—Me haces feliz—murmuró en mi oído y yo acaricie su espalda.
—Te amo Müller—acaricie su cabello y ella volvió a besarme.
—Yo te amo más Tom Kaulitz.

Estaba tan enamorado de ella que no sabía que hacer, no me sentía en la tierra era como si flotara en las nubes; era tan hermoso esto que sentíamos.

—Yo creó que podríamos ir a dar una vuelta hoy, talvez al centró.
—Si es buena idea Müller. Pero Hoy nos reuniremos con Dave. ¿Que tal mañana?
—Mañana vamos a dar una entrevista. Pero podemos otro al día siguiente.
—No creó Igual tenemos unos pendientes.
—Bueno buscaremos un día para poder salir juntos.
—Si, de acuerdo.

Así que después de ese día no, nos vimos para nada en toda la semana solo nos mandamos algunos mensajes que no decían tanto. Me volví a sentir vacío y ahora solo buscaba entré las noticias alguna mención de su nombre.

—Tom es hora de irnos.

Hoy era un día de entrevista y fotos, Daniela me había comentado que ellos iban a tocar esta misma noche en un club. Así que iría a verla.
Esperaba que a menos esta noche pudiéramos estar un par de horas a solas.
Así que después de las entrevistas regresamos con Bill y los demás al estudio íbamos a seguir componiendo algunas canciones que ya teníamos en mente.

—¿Que opinan de esto?—toque un par de acordes en la guitarra.
—Nos servirá—afirmó Bill y continuó dando vueltas por todo el lugar.

Escuche el reloj y el tiempo paso muy lento antes de que el reloj marcará las ocho y medía.
Decidimos dejar todo aquéllo a las 7:00 cuando Bill dijo que su inspiración había acabado y entonces cada quién se fué a su casa.

—Bill—grité desde el primer escalón —Apurate, ya es tarde.

Me había arrepentido de pedirle que me acompañará a ver ese pequeño Show, Bill solía tardar años en arreglarse y ahora mismo comenzaba a desesperame.

—Lo siento, lo siento es que...
—Ya vamos.

Ahora David nos había puesto a un chófer y él nos llevó hasta dónde estaba Daniela.

Era un club pequeño que estaba en el centro de la ciudad, estaba llenó pero yo y Bill teníamos pasé VIP. Cuando llegué una banda tocaba en el escenario y Dani ya se preparaba para salir. No era nada comparado con los conciertos de hacía unas semanas esto era fácil para ella.
Después de escuchar a la banda, el líder de la banda fué el que los presentó y cuando Daniela apareció en el escenario, abrazo al  tipo y los demás se saludaron.

—Hola, solo quiero decir que es un placer estar en casa y esperó que disfruten el show.

Después de eso los acordes empezaron a sonar junto con el ruido de las baquetas .golpearse una con otra; su voz mezoprano se escuchó al uniso con la voz gutural de su hermano.
Sonreí todo el tiempo que la observé y cuando ella me encontró entré la multitud sonrió de forma tan hermosa.
Más tarde después de que término el show, pucieron algo de música para bailar y yo la buscaba entré tantos rostros.

—Tom—escuche su voz y cuando me giré, la tenía frente a frente.
—Dan, bebé—la abrace y sus labios atacaron a los míos sin avisar.
—Que bueno que veniste.
—Tenía que verte.
—Daniela—,un chico ae acercó con unas chicas—¿Te tomarías una foto con nosotros?—asintió—¿puedes tomar la foto?—me miró y no me quedó más que tomar la foto.

Después me senté en un sillón y ella se sentó a mi lado, ahora volvió á besarme y Bill debió irse a otro lado, cuando se sintió muy incómodo de vernos. Así que se lo agradecía porque enserio quería estar con ella.
Un mesero nos trajo unas piñas coladas y entonces yo volví á besarla y no dejé de mirarla.

—Tom yo tengo que decirte algo.
—Dimé—,la miré y ella trató de buscar las palabras adecuadas... o que se yo.
—Es que bueno esta noche...
—¿Tom?—una rubia la interrumpió y Dani hizo uno de esos gestos que solía hacer, cuando estaba molesta—Tom Kaulitz ¿te tomas una fota conmigo?—sonreí en señal de asentamientos y esta vez Dani tomo la fotografía.

Más tarde ocurrió lo mismo y al final no pudimos platicar de nada. Incluso ahora ella estaba molesta, por las chicas que se me habían acercado.
Ronnie se acercó y le hizo una señal con la cabeza de "vamos"

—Tom, toda la noche eh estado tratando de decirte que hoy la banda y yo nos vamos a Berlín.
—¿Que?
—Si, estaremos dos  semana ahí.
—Pero Dani, acabas de regresar.
—Lo sé, pero es necesario.

Ahora él molestó era yo Daniela, me miró con una pequeña sonrisa y  después como no obtuvo respuesta se levanto de su asiento y se reunió con su banda. Después de algunos minutos desapareció junto con ellos. Yo espere que regresara, pero no lo hizo así que decidí que debía buscarla.

Me dí cuenta que ya no esta dentro del recinto, así que salí al estacionamiento trasero y observé á la banda y a Ronnie subir sus instrumentos.
Me acerque a ella. Israel Me observó y luego á su hermana, negando como siempre.

—No tardes mucho—Le dijo Israel y el se subió a la camioneta.
—¿Te ibas a ir sin decirme?—Daniela negó mientras enrollaba los cables de un amplificador y acomodaba el micrófono y el amplificador.
—Yo iba a ir a avisarte.
—¿Porque no me dijiste que te ibas a ir otra vez?
—Porque sabía que te ibas a poner así Tom. Además no me voy por tanto tiempo, solo sera un par de semanas.
—Somos novios Müller y tenías que habermelo dicho.
—Tom si—,tocaron el claxon y ella respiró profundo—.Me tengo que ir.
—Pero aún no hemos terminado de hablar.
—Es mejor así—me abrazo y camino hasta la portezuela del vehículo.
—Si te subes a esa camioneta y  me  dejas así, juro que daré por echó que ya no somos nada.
—Tom—,me miró con los ojos muy abiertos y regresó hasta mi.

Volvió a abrazarme, ahora me igual me beso como nunca. Y cuando sé separó de mi, volvió a caminar hasta la portezuela del copiloto.

—¿Dani?
—Entonces Tom, que así sea.

Se subió al vehículo y cerró de un portazo. Yo observé el vehículo irse y desaparecer en la oscuridad. Ya estaba.

Ella prefirio a su banda, yo igual preferiría a la mía.

Daniela:

No dejé de mirar por el retrovisor la silueta de Tom hasta que la oscuridad hizo que desapareciera de mi vista. Ahora tenía la atención de todos en mi. Y me molestaba que fueran tan indiscretos.

De igual manera no les tomé importancia, me dediqué a mirar la carretera cuando Ronnie entró a La carretera federal, esta estaba mojada acausa de la lluvia que había caído suave y silenciosa mientras dejabamos la ciudad.

—¿Estas bien?—murmuró muy bajito.
—Si, estoy bien.
—Creó que Tom esta un poco celoso.
—¿Por que piensas eso?
—Me da esa impresión.
—Ronnie creó que deberíamos mudarnos algún tiempo á Berlín.
—Ayer te negaste.
—Si pero es por el bien de la banda. —Bueno si piensas que es buena idea, buscare una casa cerca del estudio.
—Quiero tener cuarto propio.
—Claro, que lo tendrás. Con esas bestias mereces ser tratada como la princesa que eres.

Así que un par de semanas después nos mudamos a Berlín en un departamento bastante amplio y como Ronnie lo prometió tenía mi habitación con un enorne armario.

Pensé que talvez Tom llamaría pero no lo hizo, yo tampoco lo hice. Así que bien por ahora me sentía tan normal sin Tom. Dolía mucho en las noches pero había empezado a tomar nuevamente las pastillas para dormir. Así que en la mañana con el trabajó no era tan difícil fingir que todo estaba bien.

Mis compañeros no lo mencionaban porque estaban igual de ocupados que yo y el poco tiempo libre que tenían lo ocupaban en buscar mujeres y fumar marihuana ó tomar alguna otra droga.

Una buena mañana me desperté soñolienta y camine por la sala esquivando el desastre de mis compañeros y me dirigí á la cocina para preparar café.
Los miré molesta, pero no los desperté porque no tenía ganas de lidiar con ellos; así que me senté en la mesa con mi taza de café y algo de pan.
Cada mañana traían el diario, así que había heredado la costumbre se leerlo como mi padre. Aldair salió de la habitación en boxer.

—Buenos días Müller.
—Hola Aldair. Hay café recién echó.
Y poco después todos los demás salieron de la habitación de igual forma que Aldair: en ropa interior.

Y se sentarón en las sillas de la mesa conmigo. Había dejado aún lado el periódico y ahora leía solo el de finanzas Israel miraba espectáculos, y llamo su atención de Aldair y le mostró algo en la el diario. Y después me mirarón aterrados.

—Quiero verlo.
—No es nada importante.
—Entonces muestramelo.
—No.
—Si, no me enseñas llamaré a Ronnie y le diré que se la pasan quemando marihuana.
—No lo harías.
—Ponme a pruebas.

Israel esbozó y me entregó la sección de espectáculos y en la primera hoja una foto del tamaño de la hoja de Tom con una rubia, demaciado juntos. Y el encabezado en letras muy grandes "Trina la nueva conquista de Kaulitz"

Miré a ver a mi hermano y arrugue el periódico y lo avente muy lejos de ahí. Y continúe desayunando.


1 Estrellas:

jennifer dijo...

Ay no Tom otra vez arruino TODO!

Subeee porfaaaa.. Subeee

Publicar un comentario