agosto 25, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: 1.5 La vida viene sin hacer daño



4.Celos
Por: Daniela

—¿En dónde?—dijo molestó Isrsel—, ése imbécil me las va a pagar todas.
—Nadie te pagara nada, esta noche no.
—No puedo contener mi irá.
—Entonces mi querido Hulk si no puedes contener tu irá, te pondré de regresó a Alemania.
—No, entiendes él rompió a mi mitad, es justo que le de su merecido. Él igual estaría llenó De irá si alguien lastimara a su hermano.
—No harás nada y no provocaras encuentros. Porque no quiero que se les relacione con ellos. Si quieres arreglar cuentas será cuando estén en sus casas y no estén en mi jurisdicción.
—De acuerdo pero si tiene la mala suerte de cruzarse en mi camino. Entonces no responderé.
—Ya Israel, calmate, mejor comamos pastel.

La única razón para quedarnos era esa fiesta, así que esa igual era su única razón para estar antes de tiempo aquí. Aunque eso me había dejado más nerviosa, y ansiosa. Me comí más de la mitad del pastel y enseguida lo vomite, y volví a comer y a movitar.
Estuve vagando por el hotel con la esperanza que se cruzara en mi camino, pero no paso. Ni siquiera lo vi a lo lejos.
Y regresé a tumbarme en la cama de mi habitación.

Después de intentar sin éxito verlo de lejos, algo me dijo que mirara por la ventana. Que daba a la piscina del hotel, así que como no había nada que perder me encamine a la ventana y observé atravez de ella.
Ronnie platicaba en una mesa en el fondo con David, se venían misteriosos y aburridos así que no le tome importancia y mi vista siguió vagando por ahí hasta que lo vi de lejos como había ansiado.
Estaba de frente platicando con Bill mientras bebían un jugo color azul y señalaban a Gustav y Georg.
Suspiré al mirarlo y traté de no recordar por que no debía amarlo más.
Estaba sola en la suite y mi mirada regresó a David y Ronnie. Que miraron a ver en la direción de Tom y Bill y mi mirada regresó a ellos y entonces miré la escena.

Aldair sé había interpuesto entre Isrsel y Tom; Bill estaba sujetando a Tom y Chris a mi hermano. Tom no parecía alterado, ni nada estaba tranquilo de echo mi hermano estaba habloteando como era su costumbre.  Y empujó a Tom, con fuerza que retrocedió algunos pasos y Bill observó con desdén a mi hermano; ahora Ronnie sujetaba a Israel y David se había interpuesto entré ambos grupos.
Intercambiaron palabras y cada uno tomó un rumbo diferente.

Observé con un fuerte dolor en mi pecho, a Tom alejarse con David y Bill a su lado y algunas lágrimas salieron de mis ojos.
Sentía tanta irá, e impotencia, quería decirle a Tom lo mucho que odiaba necesitarlo, y que lo amaba y que era la peor persona que existía. Pero que eso no importaba; porque enserio lo amaba.

—Daniela—, escuché la voz de Ronnie en el recibidor de la suite y las pisadas de mis compañeros—¡Daniela!
—Estoy en el baño—contesté con voz fuerte.

Entonces ya no oí ruido y supuse que estarían en la sala comentando algunas cosas.
Salí de la tina y me puse la bata de baño y envolvi mi cabello con una toalla.

—Daniela vistete—, protestó Israel cuando aparecí en bata en la pequeña sala.
—Estoy segura que no estoy desnuda y...
—No lo estas, y no es apropiado esa vestimente.
—Al diablo, ¿que pasa Ronnie?
—Bueno creó que no debo de recordarte que hoy tienes que bajar a la recepción social y poner una hermosa sonrisa.
—Si, lo recuerdo. Pero si no te molesta, solo haré acto de presencia y regresaré a dormir.
—Me parece perfecto.

Así que una hora más tarde ya había escogido mi ropa, después de cambiarme varias veces decidí quedarme con el primer atuendo. Vestido negro, botas con púas y tachuelas, labios rosas y delineado negro.
Así que bajé en compañía de mi hermano y mis compañeros, que habían prometido no dejarme sola. Pero lo hicieron apenas vieron a la primera chica fácil.

—Hola Müller—, los brazos de Bill me rodearon con ternura y después beso mi frente—Feliz cumpleaños.
—Hola y gracias Bill.
—Me da gusto verte, después de días sin saber de ti. Espero que tú y yo podamos seguir con nuestra amistad.
—Por mi no hay problema.

Bill se sentó a lado de mi, y platicabamos evadiendo él tema de Tom, cada segunda palabra;.me contaba de lo divertido que ocurría en su gira, aquéllo no me hizo sentir bien, pero me gustaba que no hablará de su hermano.

—Eh, bueno me gustaría saber de Anahi. Es que no se que fué de ella, y todos saben lo que siento por ella.
—Anahi ya no vive en Alemania.
—¿Porque?
—Su papá le consiguió un buen representante y él creé que la carrera de Anahi puede crecer más estando en Los Ángeles que en Alemania.
—Entonces ella...
—Si se fué.
—Oh vaya, yo iré a fumar.

Bill caminó mezclandose con la gente hasta llegar a la zona se fumadores y ahora fué Gustav él que me saludo.
Pero él no me preguntó por su rosa espinada y ex novia Hana, porque él sabía que estaba en Milán, porque quería ser modeló y esas cosas.

—En verdad, pienso que no me quizo.
—Bueno no lo creó, cuando tú terminaste con ella lloró muchos días.
—¿Que? Eso no lo sabia. Yo siempre creí que a ella solo le interesaba porque yo le hacía sus tareas y porque enserio nos la pasabamos bien.
—Gustav eres un tonto.
—Yo no sabía que ella hubiera llorado por mi.
—Todos sabían que ustedes se la pasaban siempre en su habitación o en la tuya, pero vamos. Ten un poco de sentido común; es obvió que te quería.
—Pues de verdad esperó verla algún día y pedirle perdón.
—Ojala y no sea tarde.

Él se reunió con Bill en la zona se fumadores y entonces miré a la entrada principal y tenía tantas ganas de irme de ahí.
Pero Georg se acercaba y podía jurar que él no me cuestionaria por Lorena, porque sabía a la perfección que ella siempre estuvo enamorada de él y que son embargo nunca lo aceptó como novio y ahora estudiaba lejos de Alemania la universidad porque quería ser un orgullo para su padre.

Pero sabía que talvez podía sacar algo de información de él. Y eso era lo que quería, saber en dónde estaba Tom ahora mismo.

—No esta aquí—fué lo primero que dijo cuando se sentó a mi lado sin mirarme.
—¿Disculpa?—me hice a la desentendida.
—Tom, no esta aquí.
—No me interesa.
—Ajá—dijo con sarcasmo y me miró—.Quieres hablar—dijo afirmando y no preguntando.
—¿Porque hablaría contigo?
—Porque tú hermano es estupido y tus amigos igual.

No se lo discutí él tenía razón.

Tom:

    Había decidido bajar por algo de tomar y para tratar de mirarla aunque sea se lejos. Me estaba portando muy estúpido pero no importaba para nada, porque enserio que no sabía como buscarla.
Me había tomado hasta la última gota de la botella de vodka que había en la suite y aún tenía sed.
Miré a todos lados hasta que pude verla, ella estaba sentada en un sofá y tenía cruzadas sus piernas una, sobre la otra. Y a lado de ella esta Georg.
Estaban platicando uno muy cerca del otro, a veces sonreian y ¿coqueteaban?  Estaba ebrio así que no podía estar seguro de lo que veía, o no lo quería creer. Georg agarró la mano de Dani y la beso, ella sonrió y se puso de pié y Georg la imitó. Se abrazaron y ella se marchó perdiéndose de mi vista entré la multitud.

No supe que fué de ellos, o que habían platicado, solo que desde ese momento se volvieron amigos. Muy amigos porque Georg se la pasaba horas enteras hablando con ella y eso lo admitó me ponía muy celoso.