julio 14, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic : En su sombra




25. Preocupaciones



—¿Se supone que debo tomar ese silenció como un si? Tom
—¿Que? he no
—Entonces por favor contesta, dime que nunca me has sido infiel, ni con el pensamiento—me acerque a él y lo miré a los ojos—Tom juramelo

No lo hizo, sotuvo mi rostro entre sus manos y me beso, aunque al principio me resistí después terminé por besarlo.

—Te lo juró

Me miro a los ojos y volvió á besarme hasta que corte el beso y nos abrazamos, y estuvimos así por un prolongado y lento minutó.

—Dijiste que estabas cansada—Yo asentí y el me cargo formando un cuna con sus brazos—Pensé que sería una noche larga pero no hay que desaprovechar el agua tibia

Así que me llevo hasta él baño de la habitación. Al parecer había preparado una ducha relajante y de verdad que lo necesitaba.
Aunque permaneció callado acariciando mi espalda y mi cabello miraba el azulejo de la pared del baño y yo lo veía a él atraves del rabillo de mis ojos. Había algo diferente y aunque no le dije nada había dudado de sus juramento.

Aunque eso no era lo que me preocupaba, no del todo.
Había amanecido con una ligera capa de nieve y el fresco sé había precipitado aún más al atardecer.

—Arumi—Isaí llegó como siempre con el almuerzo y ahora café
—¿Que tal vas?
—Creó que estará listo para la inauguración
—Ya es en una semana
—Lo sé

Me senté en la tarima y me sentí mareada.

—¿Pasa algo?
—No derepente sentía como que todo se movía
—Arumi estas pálida. Llamare a un doctor para que venga

Y de repente sentí que se me revolvía el estómago y en cuestión de segundos devolví todo aquéllo que había desayunado.
Isaí se apresuró a llamar a alguien y Esmeralda se acercó a mi.

—Yo lo siento mucho... no hace falta que llames a un doctor
—Estas muy pálida Arumi
—Si es que me he sentido muy mal. Ya sabes mareos...
-¿Cansancio, dolor de cabeza,sensibilidad?—término de decir Esmeralda
—Si, no me dígas que es una nueva enfermedad
—No claro que no—una sonrisa se le dibujó en su rostro—estas embarazada
—¿Que? No es imposible, hace un mes que mi esposo y yo... espera hace un mes que... no es imposible mi período se fué hace unos días
—Bueno entonces debes de ir con un doctor yo creó que si es posible

Isaí regresó cuando ya había llamado a Tom para que viniera a buscarme.

—¿Quería saber si puedo dar por terminado el día de hoy?
—Claro ya llamé al doctor
—No, no te preocupes Tom ya viene por mi
—Arumi ¿pero a menos di que irás al doctro?
—Si claro que iré, no te preocupes,ahora que te parece si me acompañas afuera
—Si claro

Tom tardo quince minutos en llegar hasta aquél lugar, yo me despedi de Isaí y me reuni con Tom en el vehículo.
—¿Con ese tipo trabajas?
—Si, hola igual estoy bien—,Irónice, antes de besar a Tom en la mejilla—Y si ese tipo es con el que trabajo
—Es atractivo
—¿Te parece? Mira que no conocía ese lado de ti
-Si obviamente nadie es más guapo y  atractivo que yo pero reconozco...
—Tom. Dijiste que me tenías confianza
—No eh dicho nada. Ahora ¿Porque estas tan pálida?
—Que dicha es saber que recuerdas que me sentía mal
—¿Sentías? Creí que te llevaría al doctor
—No, no es para tanto solo algo me hizo mal
—Pero aun no te recuperas y te ves pálida
—No hay de que preocuparse, vamos a buscar a Shaid

Puso en marcha el vehículo y encendió la calefacción, afuera estaba haciendo frío.

Como Tom había pasado por mi, ahora íbamos tarde para recoger a Shaid en la escuela.

—Arumi enserio te ves mal, vamos al doctor
—No, ya te dije que no es nada ahora por favor conduce que quiero ver a mi hijo
—Esta bien

Cuando llegamos a la escuela, Shaid ya estaba en la reja esperando a su padre, Tom bajo por él y de regresó al coche venían agarrados de la mano.

—Mamà ¿acabaste temprano?
—Si
—¿Te ocurre algo mami?
—No solo me duele un poco la cabeza
—¿Estas enferma?
—Si pero no es grave
—Yo te cuidaré hoy mami

Tom tampoco dijo nada, solo se limitó a conducir en silenció y a hablar de vez en cuando maldiciendo al tráfico de la tarde.

Tom:

Arumi estaba sentada, enfrente de la mesa, mientras comía cereal con leche.

—Arumi
—¿Si?
—¿Ocurre algo?
—Estoy cansada

Últimamente esa era la respuesta a todo, tanto suya como mía.

Shaid comenzaba a notarlo y aunque de verdad trataba de buscarle solución á mi problema no podía ir y confesar que le había sido infiel, porque entonces todo acabaría.

Unos días más tarde, noté que hacía más frío, y eso era nada más y nada menos por el echó de que era diciembre. Arumi y Shaid habían puesto el árbol de navidad. Arumi había encendido la chimenea y la casa empezaba a ser más calida. Shaid se había acostado a dormir hacía un par de horas. Y como siempre ella seguía con sus tareas. O más bien estaba recogiendo el desorden que tenía en la sala; cuando llegué a la casa esa noche.

—Es muy tarde, pensé que ya te habías dormido
—No, tengo muchas tareas Tom. Pero creó que es todo por hoy

Me acerque a ella y la observe, de verdad que se veía cansada. Así que opte por sentarme a su lado en el suelo y la observé mientras ordenaba todo y lo dejaba a un lado.

—¿Pasa algo Tom?
—Quiero estar contigo

No contestó hasta que término de acomodar sus cosas y las hizo a un lado, después simplemente se recargó contra el sofá y me miró sonriendome.

—¿Sigue el frío afuera?
—Cada vez más fuerte—la imite y me recargue contra el sofa—Pero aquí esta calientito
—...—permaneció en silenció y buscó mi mano, cuando la encontró la acarició y de pronto su sonrisa desapareció—Tom ¿dónde esta tu anillo?—me miró incredula y luego a mi mano
—¿Mi anilló?—estaba en el último cajón del buró y me lo había quitado por que incluso sentía que me picaba—Se me extravío hace unos días pero ya lo encontré y lo guarde, seguro se me habrá caído y Por eso no volví a ponermelo

Busqué en el último cajón hasta dar con el y luego lo volví a poner en su lugar. Así que cuando me acerque a Arumi, ella estaba llorando.

—Mi amor ¿que pasa?—acaricie su mano—¿Ocurre algo malo?
—No sé—. Secó Sus lágrimas y me miró—, dime tú
—No ocurre nada mi amor, fué un simple descuido
—Un simple descuido—murmuró—si nuestro matrimonio es simple ahora, comprendo
—No, no. Arumi—me acerque á ella y la abrece ella hizo lo mismo. Solo que en vez de rodear mi cuerpo, rodeó mi cuello con sus manos y continúo llorando con su rostro entre él hueco de mi cuello y hombro—Yo fuí un tonto al olvidarlo, esto es muy importante para ti lo sé...

Y decidí dejar de hablar y solo eecucharla llorar mientras acariciaba sus espalda consolandola. No dije más porque sabía que lo del anillo fué un simple pretextó para llorar, había algo más en sus frágiles lágrimas.
Solo dejé que llorara.

La observé y y sonrió tímida. Y vi nuevamente su mirada critalizar, no sabía que pasaba y desde que había regresado se había vuelto, histérica, dramática y más callada. Aún más difícil de desifrar lo que se escondía detrás de su mirada infantil.

Rodeó mi cuello con sus manos y me beso, lento y suave. Suave y lento. Y permaneció ocultando su rostro. Así que volví a besarla y a acariciar su rostro trazando caricias en sus pómulos, bajando por su cuello. Nos acostamos a lo largó del piso y busqué con torpeza los cojines del sofá, después acomode la cabeza de Arumi en uno y la observé, mientras trataba sin éxito de adivinar sus pensamientos.

—Tom—dijo al fín agobiada como nunca y tan calmada como siempre —Creó que tendremos un bebé—y empezó á llorar
—¿Que? Arumi eso no es tan malo es un bebé por si no recuerdas Shaid fué un bebé
—Pero cuando el nació todo iba bien, con mi estado de salud, nuestro matrimonio, yo era más fuerte
—No pasa nada malo con nuestro matrimonio,eres fuerte mucho más que yo y, si el médico dijo que tenías que esperar dos años como mínimo pero yo te cuidaré—. Ahora comprendía, sus estado de ánimo, su cansancio y ese apetito misterioso—Se que no estuve cuando estabas embarazada de Shaid pero si es una sospecha hay que aclararla y si lo estas te cuidare y te trataré como la reina que eres. Mi reina—, suspiró y entonces volvió a besarme y lloró toda la noche.

Antes de poder dormir.

1 Estrellas:

jennifer dijo...

Arumi me desesperaa que tendrá?
Siguelaaa :)

Publicar un comentario