mayo 04, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra


14. ¿Donde esta mi familia?
Por:  Arumi

Sentí una fuerte opresión en mi pecho, y un dolor interno que hace que mi cuerpo se queme un poquito, me hace despertar de golpe.  Parpadeo varías veces antes de abrir mis ojos por completo y el rostro de mi hermano Oswaldo es la primera que veo.  Ahí sentado en la esquina en un sillón color carmín, y por su aspecto parece sorprendido.

—Arumi—se acerca muy rápido al pié de la cama—espera, espera

Mi hermano sale por una puerta y entonces reacciono y me doy cuenta que estoy acostada en el cuarto de algún hospital, y que en mi brazo hay varios cables conectados y lo primero que se viene a mi mente.  "Tom & Shaid"
Trató de incorporarme, pero no puedo me duele la cabeza y mi espalda. En ese momento entra mi hermano en compañía de un doctor. El doctor me examina y sonríe.

—Arumi que bien, que hayas despertado—aún no comprendo nada—¿Sabes en dónde estas?
—En un hospital
—¿Y la fecha?—Creó que es abrirl pero no estoy segura asó que niego—Lo más importante ¿Sabes quien eres?
—Arumi  Drecher Hall, lo demás no sé muy bien estoy un poco confundida
—De acuerdo una enfermera vendrá a revisar tú progreso

El doctor salió de la habitación...

—Oswaldo ¿por que estoy aquí?  ¿dónde esta Shaid y Tom?
—¿Encerio no recuerdas que paso?
—No, dime en dónde estoy
—Arumi perdoname
—¿Porque?
—Estamos en Munich, y tuvimos un accidente en dónde es obvió que tú fuiste la más afectada
—¿Que?
—Ya pasaron tres años desde ése día
—¿Espera qué?
—Arumi yo no podía decirle a papá y menos a Tom que había chocado con tu coche. Pero es que no sabía que hacer...

Y entonces algo en mi mente golpeó muy fuerte y recordé que ésa mañana estaba lloviendo y que aunque la noche pasada había discutido con Tom yo aún lo amaba y que lo único que quería era llegar con él y que me abrazara con fuerza y me dijera que me amaba porque solo eso bastaba para que lo perdonara, porque de verdad que yo lo amaba demasiado como para dejar que lo nuestro terminara.  Su voz diciendo que yo era su vida entera fué lo último que escuché, antes de sentir el impacto del automóvil color plata de mi hermano. Y también había sido sus ojos llenos de miedo y pánico los últimos que había visto, antes de cerrar los míos.  Sentí un horror terrible al caer en cuenta de que esa mañana de lluvia había tenido un accidente. Trague el nudo que se me había formado tras darme cuenta de la ausencia de Tom en la habitación.

—¿Dónde esta Tom?—me arriesgue a preguntar, sintiendo un miedo intenso
—En Leipzing con Shaid
—¿Porque él no esta aquí?
—Arumi nadie sabe que estas aquí, nisiquiera papá

Respire hondo y traté nuevamente incorporarme sin éxito y ahora chille por el dolor que sentía en todo el cuerpo. Y el miedo me invadió nuevamente al darme cuenta que Tom no estaba ahí, que mi pequeño Shaid estaba por cumplir cuatro años y que me había perdido muchad cosas de él.


Por: Tom

—Nieve—Grito Shaid emocionado mientras corría hacía mi—Tom vino a vernos otra vez
—Hola Shaid
—Hola Tom. Que bueno que veniste a vernos

Me sentí culpable, después de dos largas semanas de no  ir a visitarlo me atrevía a ir. A veces le daba la razón a mi madre cuando me recordaba lo sin vergüenza que era.


—Te extrañe Tom—Sonrió y le sonreí—pero supongo que no venías porque estas buscando a mi mamá

Y ahora si me sentí mal, mal. Porque lo único que había echo era estar tomando hasta quedar tan ebrio como mi cuerpo me lo permitió.

—Si eso estuve haciendo. Ahora ¿Te gistaria ir a dar un paseo?
—Supongo que si

Mi madre ya sabía que me lo llevaría de paseó así que no hubo necesidad de avisarle, nieve como siempre nos escoltó y y se subió de primero a la camioneta. Yo aproche y acomode el cinturón de seguridad de Shaid.  Y conduje en silenció, mirando a Shaid por el espejo retrovisor jugando con nieve. Alejandome cada vez un poco más de la ciudad.

—Tom ¿a donde vamos?
—A la feria

Cada año se instalaba esa feria que tantos recuerdos me traía a las afueras de la ciudad, la primera y única vez que había estado ahí, fue con Arumi cinco años atras. Y había probado por primera vez el dulce y suave sabor de sus labios.

—Núnca he ido a la feria, solo al cine
—Te seguro que te gustara mucho Shaid

Me estacione y ayude a bajar a Shaid. Nieve se quedo en el automóvil y caminamos a los juegos mecánicos.

Después de una hora, Shaid había ganado una pelota de fútbol en un juego de canicas y se había comido una manzana acaramelada, una manzana con chamoy y tres algodones de azucar, se había subido dos veces en un juego que tenía forma de tazas y giraba con violencia y se había comido un hot-dog y tres barras de chocolate y había subido conmigo a la montaña rusa y habíamos gritado como locos; y habíamos entrado a la casa del terror y Shaid se había puesto tan interactivo que me asusto mucho que no parara de reír y saltar.

—Hey, hey ¿que te ocurre?
—No sé, no sé—dijo saltando—comprame un algodón de azúcar, porfavor, porfavor—Azúcar, azúcar. Si mi madre dijo que Shaid no podía comer azúcar
—No
—¿Porque?  ¿porque?
—Porque es tarde y tú abuela ya nos espera

Agarre su mano y camine con el esta el coche.  Estaba muy activó y mi madre me iba a regañar de eso no había duda.  Nieve se alarmó mucho al ver a Shaid y empezó a ladrar como regañandome, aunque no le tome mucha importancia me apresure a ocupar mi lugar para ir directo a casa. Durante el trayecto observe a Shaid haciendo cosas que núnca había echó y reírse como loquito, jugaba con Nieve y por un instante sentí la suave mano de Arumi sobre la mía. Miré el asiento vacío de mi lado y solo ella faltaba para que mi familia estuviera completa. El trayecto a casa era muy largó así que cuando a Shaid le dio el efecto del bajón, bostezo y se quedo dormido con Nieve vigilandolo y al final cuando llegamos incluso ella se había dormido. Los observé y recordé cuándo Arumi aún ocupaba el asiento del copiloto y era hermoso salir en familia.

—Tom—escuche la débil voz de Shaid
—¿Que pasa Shaid?
—Hoy me diverti mucho—lo cargue y camine hasta la puerta mi madre nos recibió—¿Puedes venir mañana?
—Claro que si

Y al entrar sin decir nada lo llevé hasta su habitación y fui yo el que lo cambió por su pijama, después de todo era mi hijo.

Por:  Arumi

—Depresión, su hermana esta deprimida y la entiendo de verdad, en estas dos semanas ha pasado por dos  corujias y es bueno que la visiten sus padres, amigos y si tiene novio igual sería conveniente su presencia
—¿Alguna otra sugerencia?
—No le de más disgustos si no puede dormir dele las pastillas que le dejé en el buró
—De acuerdo

Escuché unos pasos y después el ruido de la puerta, después de dos semanas los doctores habían dicho que mi mano derecha había sufrido daños graves y había perdido movilidad  y me daba tanto miedo perder la movilidad total  porque después de Tom y Shaid.  Pintar era lo que más amaba y me dolía saber que tendría que dejar de pintar. Por otro lado tenía una leve fratura que había sanado en el tiempo que estuve en coma pero ahora tenía que ir a terapia para movermela bien, no era nada serió según los doctores me recuperaría pronto. Pero no veía la hora de estar bien yo sentía que el tiempo había pasado muy lento, me sentía sola y en realidad lo estaba, sin Tom y Shaid, tenía miedo y mi hermano seguía sin decirme cuando vería a mi padre.

—Arumi—mi hermano me hablo—¿Estas despierta?
—¿Que pasa?—murmure bajito
—¿Tienes hambre?
—No
—Pero no has comido nada
—Oswaldo yo solo quiero ver a Shaid y a Tom.  No quiero comer. Solo quiero ver a mi hijo

Volví a llorar por milesima vez desde que había llegado al departamento de mi hermano. ¿Como no llorar?  Si no tenía a mi lado a Tom, quería besarlo y abrazarlo. Quería abrazar a mi bebé y regresar el tiempo, no sabía nada de mi familia ¿dónde se suponía que estaban?

—Arumi ya no llores, te prometo que vas a ver a Shaid y a Tom, solo dame tiempo y papá y tu maridó y también tú bebé estarán contigo
—Oswaldo ya no quiero estar aquí, porfavor necesitó ver a Tom a Shaid
—Esta bien, pero primero tienes que comer algo y bueno tengo que ir a hablar con Tom y papá

No me tranquilizaba ni un poquito porque sabía que mi hermano después pondría una escusa e inventaría mil pretextos para no decirle a Tom.

1 Estrellas:

jennifer dijo...

O.o ohh Dios! Como Oswaldo pudo ocultar algo asii.

Danielaa sube porfavor.. No tardes!!

Publicar un comentario