mayo 29, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra



16. Sentimientos Encontrados 
Por: Arumi 

Respire profundo tal como él doctor me había indicado y después deshizo la atadura del vendaje de mi mano derecha. El doctor la sostuvo un par de minutos.

—¿Como sientes tú mano?

—No la siento aún-mi hermano miraba atentó

—Pero puedes moverla—dijo mientras observaba como trataba de levantar mi dedo índice que apenas se movió un poco

—Pero no es suficiente

—Arumi, no te desesperes ya es un gran logro

—Quiero pintar

—Y lo harás

—¿Cuando?—pregunté llena de rabia y odio

—Si haces caso eso será en menos de dos meces

—Es mucho

—Se paciente—me regaló una sonrisa curvada y me ofreció un dulce de menta

—No soy una niña chiquita

—Como si lo fueras, aún no eres cien por ciento adulta—suspire y agarre el dulce—ahora Oswaldo necesito hablar contigo

—Claro que si

—Arumi solo obedece las indicaciones, eres fuerte tu mano estará como nueva. Lo prometo—asentí sin ánimo alguno y lo observe mientras abandonaban mi habitación

Estuve sola por lo menos unos veinte minutos antes de qie Oswaldo entrará a mi habitación nuevamente con una pequeña caja de pildoras que suponía que era más de esa droga que me hacía dormir y despertar cansada. También traía un vaso de agua y colocó las cajas de pildoras en el buró y me ofreció una.

—El doctor necesita que tomes estas pastillas

—¿Él doctor? ¿encerio el lo dijo?—mi hermano me miró confundido pero estaba harta de que me estuviera drogando para dormir mientras según él me estaba recuperando. No podía sentir mi mano y él solo decía que Era cuestión de paciencia

—Si. El doctor—suspire y lo mal miré, estaba tan cansada y por supuesto que no la tomaría él asentó la pastilla en el buró y sonrió sin ánimos—Arumi yo quería hacerte un regalo creó que es algo más bien para ganar un poquito el perdón de mi hermanita

No le preste atención y me valía un bledo lo que él hiciera, porque estaba segura que nada compensaría que no le hubiera dicho nada a mi padre y a Tom.

—Shaid—y la sola mención del nombre del más perfecto ser en mi vida me hizo ver a mi hermano a los ojos-Shaid me dejó un mensaje esta mañana, al parecer empezó el kinder y quiere hablar conmigo-me miró nerviso y dudoso—¿te gustaría escuchar a tu hijo?

En ese momento mi corazón se aceleró violentamente y sentí un punzón cerca de mi corazón y mi estómago revolverse, como la primera vez que había visto a Tom. Asentí. Y él buscó su teléfono celular.

—Porfavor controlate.—asentí y preciono una tecla, poco después se escucho el timbraso

—Hola... ¿tío Oswaldo?

—Si ese meró—Mi corazón latió aún más al escuchar su fina voz atravez del auricular.—¿Y como has estado?

—Bien, de echó tío te tengo noticias nuevas. Esta semana entré al kinder y ahora mismo estoy en plena mudanzas a casa de Tom

—¿Pensé que vivías con tú mami Simone?

—Así era hasta hoy en la mañana pero eh decidio darle una oportunidad a Tom. Tío ¿vedras el día que cumpla cuatro años? solo falta un mes y medió y tú prometiste que vendrías

—Si yo iré a tú fiesta, te lo prometí y quiero conocerte en persona

—Tío tengo que dejarte antes de que Tom haga una verdadera tragedia con mi cuarto

—Claro. Yo llamare en éstos días

—Hasta luego tío.

—Hasta luego

Permanecí en silenció procesando y tratando de grabar su hermosa voz, no podía imaginar su belleza, siempre dije que se parecía a Tom contradicendo a todos los que decían que era una réplica mía. Talvez decía que se parecía a Tom porque estaba y una parte de mi seguía amando con locura a Tom. Pero había algunas cosas que no entendía y mi hermano las pudo captar atravez de mi mirada horrorizada. La primera era que Shaid le hablaba a su padre por su nombre y no le decía papá, como hubiera sido normal, la segunda era que él, estaba dándole una oportunidad a su padre, como si él hubiera cometido una falta grave y comprendí cuál era esa falta, cuando recorde que Oswaldo había mencionado que él vivía con su mami Simone. Tom había dejado abandonado a nuestro pequeño por un considerable tiempo a Shaid tanto para que él no le llamará Papá.

—Arumi—Oswaldo llamó mi atención—perdón por destruir a tú familia pero creó que Tom igual te ha echó daño

—Daño—lo miré molesta y luego comprendí—Por supuesto que si pero no tenías derecho a esconderme de papá y de mi maridó

—Tú y él habían discutido la noche anterior, y el se atrevió a pegarte

—¿Como sabes eso?

—Simone es una gran mujer y alguien con quien platicar a gusto—trague el nudo que se había formado en mi garganta—Te celaba y tener celos enfermizos es un tipo de maltrato Eso sin contar la desconfianza

La imagen de Tom parpadeo ante mis ojos y en mi memoria se arrastraron algunos vagos recuerdos de aquella noche en la que su impulsividad había provocado que me diera una bofetada y me jaloneara como un trapo viejo.

—¿Que hubiera pasado si ese día hubieras llegado a tú destino? Arumi eres débil pero también tienes un carácter fuerte escondido, a estas alturas estaría separada de Tom

—Pero por lo menos tendría a mi hijo, lo conocería, Sería mío estaría ahí con él, con su padre

Y al terminar de decir ésa oración sentí un poco de odió hacía Tom, no como el que crecía hacía mi hermano, era un poco menos intenso era un poco menos que odió y más Que resentimiento pero ese sentimiento quedaba levemente opacado por el pequeño desconocido que era nuestro bebé algo que siempre tendríamos en común.

—Solo te diré que tú no irás a ver a Shaid si no lo haces conmigo

—Arumi tú no estas en condiciones para...

—Cierra la boca, solo te diré que si tratas de evitarlo llamaré la atención de los vecinos, gritaré o haré mucho ruido no sé, algo que sirva para que noten que me tienes aquí en contra de mi voluntad

—No seas tan exagerada

—¿Exagerada? Ay Porfavor

Mi hermano me observó y salió de la habitación malhumorado.

Por: Tom

Una semana paso desde que Shaid había llegado a mi casa, fue tan imprevisto que Simone se echó a llorar como una magdalena diciendo que no estaba preparada para eso, y aunque casi se le acabaron las lágrimas, al final ella misma ayudó a Shaid a hacer maletas. Era un gran avance y lo único que me faltaba era que Shaid me dijera "Papá" antes cuando Shaid era muy bebé no me obsesionaba tanto escucharlo decir "papá" por primera vez, no tanto como Arumi que se volvía loca cada vez que Shaid le decía Mami. Ahora si que me estaba volviendo loco por que me dijera papá.

Era tanta la tristeza de Simone que Shaid pasaba horas en el teléfono hablando con su abuelita y nos había exigido que pasaramos a su casa a desayunar y a comer y ella quería que Shaid regresara a su casa, lo sabía pero Shaid y nieve estaban más que instalados y cómodos en su antigua casa.

—Buenos días Tom

—Hola Shaid

Flor había ido temprano a casa y teniendo en cuenta que mi talento como cocinero era mínima, se había tomado la libertad de preparar el desayuno.

—El desayunó esta listo—me apresure a levantarme del sofá y a servirle su desayunó era domingo y no tenía planeado hacer nada más que dormir me había levantado temprano todo la semana para llevar a Shaid en la escuela

—Tom, nieve igual tiene hambre

—Ya tiene su comida en su traste

Me senté con él para desayunar. Normalmente no hablábamos mucho y menos a la hora del desayuno, su habitación ya había quedado remodelado él había estado acomodando todo y solo me había permitido ayudarle en los estantes altos.

—Tom, quería pedirte solo algo más

—Dime...

—Bueno yo quería tener...

—¿Si?

—Una foto de Arumi—enseguida mi mirada se dirigió a Shaid y el sonrió tímidamente—Mi mamá

Me tomo más de un minutó reaccionar, en realidad creó que no reaccione ni un poquito.

—¿Tom?

—Creó que debo tener una por ahí extraviada

—¿La buscaras?

—Si

Suspire frustrado tratando de no pensar en como lo evadiria la siguiente vez que preguntara por su madre.

1 Estrellas:

jennifer dijo...

Arumi tiene que volver yaaa!!
Como reacciomara Tom cuando sepa que su hermano la tenia..

Siguelaa por fa;)

Publicar un comentario