abril 02, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra



 


  



10. No, puede ser, otra vez no. 

Por:  Arumi 

El regresó a clase fue como si me hubiera caído un valde de agua fría.  Ya no estábamos de vacaciones otra vez se me hacían eternas las horas para abrazar a mi bebé y para estar con Tom y para que nieve me recibiera moviendo su cola de felicidad. 

—Arumi—el profesor alzó la voz y salí de mi trance 

—Lo siento ¿Diga? 

—Esta en las nubes señorita para su buena suerte la clase ah finalizado, nos vemos mañana 

Guarde mi libro en mi mochila la coloqué en mi espalda salí del salón y camine por el pasillo a la salida de la escuela. 

Yo odiaba manejar pero ahora no tenía opción Tom se la pasaba trabajando con los chicos y no podía por mi,  así que me veía obligada a conducir hasta casa. 

—Arumi no olvides que hay que ponernos de acuerdo para formar el comité del salón 

—Este año no podré estar 

—Si pero tienes que ir a la junta 

—Esta bien ¿a que hora será? 

—A las seis de la tarde 

—Esta bien trataré de ir 

—Porfavor no faltes

Jazmín se fue y yo camine hasta mi automóvil.  Tom me enseñó a conducir poco después de que Shaid nació, aún me ponía feliz recordar esas tardes cuando Tom desesperadamente se sacaba de quicio porque simplemente era desesperante enseñarme a conducir. 

Al llegar a casa no había nadie solo nieve quien dormía placidamente en el tapete de la cocina. Eran los últimos días de Tom como niñero de Shaid, tenía programado dos entrevistas para seleccionar a la mejor niñera; así que solo me senté en el sofá a leer las recomendaciones de las muchachas, después una ducha y escuche el timbre. 

Camine hasta la puerta y ahí parado en el úmbral de la puerta estaba Fred, y no lo había visto en toda la mañana. 

—Fred... Hola ¿Que haces aquí? 

—Yo solo quería verte y hablar contigo—me miró frustrado 

—Fred es que tengo unas entrevistas y bueno... 

—Porfavor 

—Esta bien 

Me hice a un lado para que pasara le ofrecí agua y nos sentamos en la sala. 

—¿De que quieres hablar? 

—Arumi me frustra todo esto, tu casada con un hijo yo enamorado de ti —Fred no...—me interrumpió 

—Porfavor Arumi ,se mi novia no me interesa que tengas un hijo yo te amo 

—Fred no, no se como puedes pensar que pueda haber algp entré tu y yo.  Ya te dije sinceramente que solo te quiero como un amigo. Yo amo a Tom y tengo una familia con él y núnca núnca dejaría a Tom 

—Arumi solo piensalo tú eres joven no sabes lo que quieres

—Por supuesto que se lo que quiero, amo a Tom a Shaid y no podría vivir sin ellos. Por favor ya no insistas no quiero tener que alejarme de ti 

—Arumi—Fred me miro—Por favor 

—Fred ya basta, es mi última palabra, ya no me queda tiempo

—Si claro ya me voy 

Se incorporo y camino hasta la puerta yo lo segui de cerca y abrí  la puerta, me miro por última vez y suspiro profundo. 

—Arumi 

—Amo a Tom 

El se dio la vuelta y se marchó, poco después Tom estaciono el coche y bajo del vehículo con Shaid dormido en sus brazos.

—Buenas tardes cariño 

—Hola Arumi—contestó sin mirarme y subió las escaleras para subir a Shaid en la habitación, lo acomodo en su cuna y el permaneció sentado en la cama sin hablar ni hacer ningún movimiento

—¿Pasa algo? 

—No—ahora con tono más cortante—lo observé sin dejar de examinar cada gesto 

—Mi amor ¿que pasa?

—Nada, ya te dije que nada 

—¿Porque estas molesto?  Dime discutiste con alguien 

—Con la única que estoy discutiendo es contigo 

—No, claro que no solo quiero saber que pasa—traté de abrazarlo pero me evadio—Toom 

—Esta bien quieres saber que me pasa—respiró con violencia—Que no se que pensar, dime tú que pensarías si un día llegas a casa y vez saliendo a una mujer de la casa 

—Supongo que me molestaría mucho pero trataría de hablar contigo. Tom no entiendo ¿Que pasa? 

—Es lo que quiero saber—grito ahora muy fuerte que me hizo retroceder—¿Que hacia ese tipo Fred saliendo de mi casa?

Se me  desfiguro el rostro y no porque tuviera algo que esconder, era más bien porque Tom seguía sin confiar en mi. 

—Tom.  No, no,no—suspire frustrada y camine por toda la habitación—Fred es un buen tipo solo que esta confundido y yo... 

—Arumi ya callate, no quiero oír una sola palabra que salga de ti 

—Vamos Tom no seas tan dramático

—¿Dramàtico? ¡Joder! Arumi ya estoy arto de que ese mocoso se la pasa molestandote y peor aún que no me dejes ponerle un alto 

—Tom—ahora me senté a su lado—Dejame solucionar mis problemas 

—No dejas que yo le diga una sola palabra, tal vez es porque te gusta 

—Tom ¿Te das cuenta de lo que estas dicendo? 

—Si, si me doy cuenta y es justo lo que siento y quiero decir 

—Encerio que no tienes remedió 

Me incorpore y camine hasta la puerta,  cada que a Tom le daba un ataque de celos me ponía mal, me dolía que muchas veces no confiara en mi y me tratara mal.

—¿A dónde vas? 

—A ningún lado

Me imitó siguiendo cada paso hasta la sala.

—Deja de seguirme 

—Es mi casa puedo seguirte si quiero 

Agarró mi codo y me giró bruscamente. 

—Tom sueltame—me gire y traté de safarme de su agarre—Tom 

—Arumi—dijo en un tono más suave 

—Sueltame—y en lugar de soltarme apreto más mi brazo—me lástimas—llorique y Tom apenas aflojo un poco el agarre 

—Arumi no puedo controlar estos celos que siento 

—No tienes porque sentir celos—Estaba molestó y apretaba mi brazo—Tom yo te amo a ti—comenzó a relajarse y a soltar su agarre 

Permanecimos en silenció mirandonos el uno al otro, hasta que el tinbre de mi teléfono nos saco de nuestros pensamientos.  Yo no me movi Tom me observó y camino hasta el buró de la sala en dónde estaba mi celular. No miró el numeró solo contesto. 

—Hola—me observó y colgó, miro la pantalla y ahora nuevamente regresó a donde estaba—¿Porque Fred te llama?  Demonios Arumi ¿y me pides que no tenga celos? 

—Es solo que tu vez y piensas lo que tú quieres, Tom yo te amo y tú no te das cuenta 

Me dispuce a ir a la habitación con Shaid pero Tom me detuvo apretando nuevamente mi brazo. 

—Tom sueltame 

—No puedo no sentir celos Arumi no te quiero perder 

—Pues con tú actitud estas logrando que me desilusione de ti 

—¿Que dices?—empuje levemente a Tom

—Ya basta Tom 

—Ya basta tú, Arumi

Ahora me volvió a sujetar entre sus brazos y me apretaba contra su cuerpo y yo trataba de alejarme de él. 

—Odio que ese imbécil este cerca de ti, que se la pasé merodeandote, no puedo soportar que este cerca de ti 

—Ya Tom, ya no soportó esto te la pasas hablando de ese tipo de cosas como si alguna vez te hubiera dado motivos, yo te amo y ya estoy arta, arta enserio—Camine hasta las escaleras y cuando iba a subir Tom me volvió a detener

—NO, aún no termino 

—Yo ya termine. ¡Sueltame, sueltame!

Lo golpee con mi initil fuerza y él me tenía apresada en sus brazos. 

—Así como estas actuando si mereces que te sea infiel—dije sin pensarlo 

Y  Tom me solto y me miro justo antes de sentir el peso de su mano y caer al suelo, y ahora lo miraba desde el suelo con la mano en la mejilla. Y no podía creer lo que había pasado y Tom tampoco me miraba con los ojos abiertos y se agacho a mi altura. 

—Arumi yo no quice... yo... Arumi—ahora intentaba agarrarme y yo me aleje de él aún con mi mano en la mejilla

—No te acerques a mi—decía mientras intentanba incorporarme y sentía el peso de mis lagrimas en los lagrimales de mis ojos 

—No Arumi es solo que yo...yo no quería golpearte fue un impulso un estupido impulso 

—¡No me toques! Alejate de mi—le grite con irá 

Y cuando me incorpore camine muy rápido a la habitación y antes de que Tom pudiera entrar cerré de un portazo la puerta y eché el cerrojo. 

Aún no podía creer que Tom me hubiera golpeado, que se hubiera atrevido a ponerme una mano encima y creó que era más la decepción lo Que me dolía. 

—Arumi ¡abré la puerta! Tenemos que hablar 

—No quiero hablar contigo, dejame

Cerré la puerta y seguí llorando, no podía creer lo que había pasado Tom me había golpeado y no me había dolido para nada, era más bien que me había decepcionado de la peor forma.  Escuche a Tom dando mil explicaciones y pidiendo perdón de todas las formas posibles y no cedí, no abri la puerta. 

Mire a ver a Shaid que dormía muy agusto en su cuna y me sentí nuevamente mal, aunque yo me negara a creer que todo andaba bien en mi relación con Tom. No era así, el siempre buscando alguna razón por que peleear, principalmente sus celos.

Más tarde deje de oír sus ruidos que hacía al subir y bajar me arme de valor y me colgue la pañalera de Shaid y a él lo abrace con cuidado, respire profundo y abrí la puerta ahí estaba Tom a un lado de la puerta estaba dormido o no sé. Así que hice el menor ruido posible al bajar y agarrar las llaves de mi coche.  

Recuerdo que cuando me case con Tom una noche antes Simone y Gordon habían platicado conmigo y que Simone me hizo sentir tan especial cuando me dijo que me veía como una hija y que si a Tom alguna vez Tom me trataba mal que enseguida le dijera y que su  casa Siempre sería mi casa.

—Arumi—Simone se sorprendió mucho al verme, tal vez por la hora que era—¿Que pasa? 

—Yo siento mucho lo hora pero no podía quedarme en casa 

—¿Que pasa? ¿Y Tom? 

Les conté todo lo que había pasado y al final Simone me abrazó muy fuerte.

—Arumi en verdad no se que decirte o hacer solo que Tom se las verá conmigo, esta bien que hayas salido de tu casa, ahora mejor vamos a descansar 

Nos guío hasta el que fue alguna vez la habitación de Tom. Y me quede dormida al instante a lado de Shaid. 

A la mañana siguiente me sentía mal de todas las formas que una persona se puede sentir mal. Miraba al techo y Shaid solo habloteaba muy bajito. Sabía que tenía que hacer algo porque en verdad amaba a Tom, siempre iba a ser así y no quería perder lo bonito de nuestro matrimonió porque en verdad yo soñaba con pasar el resto de mi vida a su lado. 

—¿Que has pensando Arumi? 

—Creo que necesitó arreglar las cosas con Tom, no creó que el me haya querido golpear pero tampoco le permitiré que lo vuelva hacer

—Si quieres yo puedo quedarme con Shaid mientras ustedes hablan 

—En verdad se lo agradezco, necesitó hablar con Tom

Afuera se había formado una gran capa de nubes grises y el viento comenzaba a soplar muy fuerte.  Apenas eran las 8:OO am pero él día ya se veía tan obscuro como la noche. 

Siempre he dicho que no me gusta manejar pero no había opción tenía que manejar por veinte minutos  aproximadamente,hasta mi casa y enfrentarme a Tom.  Y no sabía que iba a decirle. No hasta que sono mi teléfono y conecte el auricular para contestar.

—¿Dónde estas? 

—Tom, yo ya voy a casa 

—Arumi yo no quería, es solo que... 

—¿Estabas tomando?  

—Si pero ya estoy sobrio no se a que hora saliste de la casa dime en donde estas y voy a buscarte. 

—Ya estoy llendo a casa 

—Arumi yo te amo y tienes toda la razón soy un imbécil y un idiota pero yo te amo, eres mi vida.

"Pero yo te amo, eres mi vida "

Eso fué lo que escuche antes de escuchar silenció, y más silenció el frío del silenció y probablemente esas palabras siempre las recordare. Toda mi vida porque yo era el amor y la vida de una persona que yo igual amaba. 

Por: Tom 

La llamada se corto, probablemente por la lluvia que se había precipitado y Arumi no había llegado, solo habían pasado cinco minutos no entiendo porque no había llegado, busque unos cigarrillos para calmar los nervios, algo había pasado sentía que alguien me lo decía.  No resistía y tome las llaves de mi coche y salí a buscarla.

Pero el tráfico era un maldito infierno que no me deja pasar, tal vez era por la lluvia o por el accidente que habia a unos cinco kilómetros de dónde estaba.  

Y eso me recordó a mi accidente y que algunos años atras había estado En esa situación, suspire al recordarlo pero algo me detuvo al pasar a lado del bonito coche rojo era llamtivo pero era muy familiar, sentí algo quebrarce en mi interior y lo único que hice fue bajar de mi automóvil y dejarlo ahí a medio camino haciendo que el tráfico creciera. 

—No puede pasar—un policía intento detenerme 

—Hagace a un lado voy a pasar 

—Ya le dije... 

—¡Con un demonio!  Es el coche de mi esposa

El policía se hizo a un lado y corrí desesperado hacía el coche, en donde ella no estaba y busque desesperado y me encontré con los paramedicos y algo me decía que ella estaba ahí. 

—Señor no puede pasar 

—Es que no entiende—dije sintiendo el peso de mis lágrimas—la mujer que venía en ese coche es mi esposa 

—Entonces será mejor que hablé con la policía, no se encontró ningún cuerpo en el interior del vehículo 

Y sentí mi alma abandonarme, no podía dar crédito a lo que mis oídos escuchaban Arumi habí tenido un accidente pero su cuerpo no estaba, sentí un gran alivió que me abandono al instante.  Arumi no estaba. Y lo peor es que no sabía si seguía con vida o que había pasado. 

                                  ...

*No cuestionen, no me odien ni nada verán que lo que viene no es tan malo*
*Gracias por leer *

2 Estrellas:

Catalina Ruiz dijo...

Lo leía y cada vez se me hacía chiquito el corazón, no porfavor no y shaid? ;(
pd: Dejé capituló hoy;)

jennifer dijo...

Ayy nooo..!! Seguro esta con Freed dime que también cambiastee eso. Por que no puede aguantar esoo..Tom tienen que estar con Arumii..

Sigueaaaa Daniela por favor siguelaaa..!!

Publicar un comentario