marzo 05, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra



6.Complicaciones. 
Màs tarde cuando el evento estaba por terminar busqué a Shaid con la mirada, que dormía en los brazos de su abuela Simone .

—Se quedo dormido estaba pensando que mientras tú acabas aqui yo puedo llevarlo a dormir. Tom te esperara.
—Si esta perfecto

Bese a Shaid en la frente y Simone se lo llevo, supungo que se lo llevo a su casa, mire a ver a Tom y le sonreí.

—Nada más deja que acabe con unos pendientes y nos vamos
—Claro yo te esperó

Bill y Zoile igual ya se iban Dasha se había dormido el salón se comenzaba a quedar vacío.  Le profesor estaba cordinando todo para desmantelar y guardar todo lo que había en la galería. Tom me esperaba al margen de todo aquél desordén.
En unos días más estariamos pasando navidad y año nuevo solos con nuestro bebé en paris y en italia. Eso me ponía feliz porque iba a estar con los hombres que más amo.

—Arumi—apenas terminamos de guardar todo Jazmín me apartó del grupo—Tenemos que hablar
—¿Que pasa?
—Bueno es solo que no se que le pasa últimamente a Fred
—¿Porque lo dices?
—Es que desde que bueno le cayo el veinte de que tú tienes una bonita familia y que no tiene oportunidad contigo ha estado muy distanciado
—¿Encerio?

Y es que desde hacia un mes que no le tomaba importancia a lo que sucedía, las cosas iban más que bien con Tom y con Shaid y lo demás me importaba un cacahuate.

—Si esta muy desanimado y tal vez podrías hablar con él
—¿De que?  Yo ya le dije que amo a Tom y nada me separara de él
—Lo sé pero le haría bien sentirse
—Bueno lo haré
—Gracias—me miro con aprecio y me abrazo—espero que tengas unas vacaciones bonitas
—Gracis igual yo espero que te diviertas

Nos despedimos y ella se fue, yo encambio busqué a Fredy con la mirada, hasta encontrarlo.

—Hola Fred
—Hola Arumi
—¿Podemos hablar?
—¿De que hablaría con la chica que rompió mi corazón?
—Oh vamos no soy una chica, tengo un hijo y estoy casada y no rompí tu corazón
—¿Que quieres?—me miro molesto
—¿Porque te portas así?—no recordaba que ya no me hablaba estaba tan perdida en mi mundo—desde un principió te dejé en claro que no podía haber nada entré tú y yo. Fuiste tú el que no quería creer todo lo que te dije
—¿Encerio?—lo miré confunfida—¿Como puedes andar con alguien mayor?  Peor aún tener un hijo de ese tipo. Es asqueroso
—No te voy a permitir que hables así de Tom y menos de mi hijo, eres tan infatil
—Mira quien lo dice—lo observé y negue con la cabeza
—Eres imposible—me di la vuelta dispuesta a irme pero Fred sujetó mi mano y me detuvo
—¿Me vas a decir que no te gusto ni un poco?
—No me gustas nada sueltame—le dije y el me miro decepcionado y apreto más su agarre y me acerco a él y me beso.

Trataba de liberarme de él y lo empujaba, hasta que sentí unas manos más fuertes y después vi a Tom golpear a Fred.

—Alejate de mi mujer imbécil

Fred no dijo nada y solo se levantó del suelo y caminó en dirección a la salida.

—Tom gracias—lo abrace, pero el me empujó
—Lo sabía, eres una traidora
—¿De que hablas?
—¿Acaso crees que soy idiota?
—¿Que?
—Que vi como lo besabas
—Tom ¿De que estas hablando?—mis ojos se cristalizaron—por si tus celos no te dejaron ver yo quería liberarme de él
— Si claro—Dijo molestó y camino en dirección a la salida y yo lo seguí
—Tom
—Vamos Arumi no lo niegues
—Pues si lo niego porque no es verdad ¿como es posible que puedas pensar eso? Si yo te eh dejado claro que te amo

El automóvil estaba estacionado cuando salimos.

—Tom hazme caso
—Callate y sube
—Tom

Esta vez no se detuvo a abrir la puerta como siempre y abordamos el vehículo al mismo tiempo, lo miré ignorarme durante todo el camino simulando observar la carretera poco concurrida.

—Tom yo no quería besarlo
—Pero no hiciste nada por apartarlo
—Por supuesto que hice algo
—¿Para empezar que hacías con él?
—Nada iba a despedirme de él

Tom me miro un par de segundos antes de entrar a la recidencial en dónde estaba nuestra casa. Y no podía contenerme ahora solo quería abrazar a mi hijo. Tenía mucho tiempo de no llorar por Tom y menos de esa forma.
Pero recordé que Shaid estaba en casa de su abuela, tenía al menos el consuelo de nieve.
No me detuve a esperar a Tom, entre a la casa cuando encontré mi juego de llaves en mi bolsa mire a Tom que lucía disgustado y se había recargado en el coche y ahora fumaba, lo hacía siempre que peleabamos o porque algo le preocupaba. Así que entre a la casa pero nadie me recibió, la casa estaba completamente oscura y subí lentamente las escaleras deceando que Tom me alcanzara y para no tropezar en medió de esa lúgubre casa.  Cuando estuve enfrente de la puerta escuche a Tom subir las escaleras.
—Arumi, no entres ahi
—¿Porque?
—Iba ser una gran sorpresa si no...—lo mire confundida—de acuerdo entra, ya no me interesa
—¿Porque me tratas de esa forma?  ¿Donde esta nieve?—abrí la puerta y observé la habitación antes de comenzar a llorar.

Tom tenía razón ya no inportaba hubiera sido perfecto para una noche larga, pero ahora ambos sabíamos que era imposible.

—¿Cuando hiciste todo esto?—lo mire recordando que cuando me había ido a la galería nada de eso estaba
—Cuando te fuiste a la galería, lleve a Nieve y le dije a mi madre que se llevara a Shaid pero ya no importa

Entro al baño y escuche caer el agua del grifo, lo seguí y observé llenarse la tina y conforme se llenaba unos pétalos rojos ascendía hasta la parte superior.

—Yo dejare que te bañes—agarro mi brazo y me miro—estaré abajo no importa.

Asentí y respire tratando de no llorar, y de que no importara, pero si importaba, era Tom que se había encargado de poner rosas por todo el cuarto y pétalos y además había puesto pétalos en la tina y ahora estaba ahí sola en una tina con agua tibia y pétalos de rosa, llorando cuando debía de estar con Tom.
Miraba mi anillo que marcaba el compromiso que tenía con Tom y me ponía triste y me entraba una tremenda nostalgia recordar el día de nuestra boda, y más aún la noche de nuestra luna de miel. Tom era celoso pero a mi no me interesaba porque yo lo amaba con todos sus defectos. Y es que todo había cambiado desde su accidente.

Cuando salí del baño me senté en la cama ha deshacer los nudos de mi cabello húmedo y observé toda la cama, llena de pétalos y en el buró algunos chocolates que acerque para comer uno. Mire en dirección a la puerta, Tom estaba en la sala que seguía oscura, camine y me dirigí a la sala. Tom estaba sentado en el sillón más grande y en la mesita de noche había una botella de lo que reconocía como Vodka y aparte algunas latas de cerveza, debió de ir a comprar mientras me bañaba.

—Sabes que odio que tomes
—No me interesa—dijo y tomo de un sorvo el contenido de su vaso y después sirvió más.
—Tom
—Arumi ¿Que quieres?  Deja de joderme ve a dormir o no sé

Lo mire hasta dónde me permitía la tenúe  luz de la lampara y contuve mis lágrimas Tom nunca me había hablado de esa forma.

—Si de acuerdo yo ire a dormir. No importa

Camine hasta las escaleras y subí las escaleras sin ganas de nada solo de olvidar lo que había pasado y de dormir tal vez las cosas estarían mejor al amanecer. Me acoste y lloré, no podía dormir Shaid no estaba ahí.  Así que me costo consiliar el sueño, y no dormi mucho a rededor de las cuatro de la mañana Tom subió las escaleras, tropezandoce con todo lo que había en su paso.

—Arumi—escuche su voz quebrarse—Arumi, despierta te amo— Sentí sus manos agarrar mis hombros y sarandearme—Arumi—y después sus brazos rodear mi cuerpo en un abrazo, y por un momento volví a ser feliz a pesar de lo que había pasado
—Arumi—sentía su voz y aliento a alcohol cerca de mi oido—Te amo—sentí sus manos pasear por mi cabello

Y se acomodo en la cama conmigo en su pecho mientras susurraba en mi oido. Quería contestarle pero no podía no quería ponerme a discutir o a peor aún a llorar.
                               ***
En la mañana cuando desperté Tom seguía dormido y yo aun estaba con mi cabeza en su pecho.  Me incorpore y le dí un beso.

—Yo igual te amo

Me levante y camine hasta el baño, para ducharme. Una hora después deje a Tom durmiendo y bajé a la sala. Descubrí el desastre de Tom. Suspire y levanté el desorden antes de ir a buscar a Shaid.

Seguía sin poder pensar que pasaba con Tom, estaba cada día peor sus celos iban en aumento y yo no sabía que hacer.

—¿Y Tom?—Simone miro mas haya de mi
—El no vino se quedo durmiendo yo ya no podía estar sin Shaid
—Eh bueno ¿Quieres pasar?
—No es que tengo prisa

Nieve se asomo y se apresuró a caminar hacía donde estaba.

—Bueno ire a buscar a Shaid—me agache y acaricie el hocico de nieve

Cuando Simone regresó me entregó a mi hijo y camine hasta el coche, al abrir la portezuela nieve subió primero y después acomode a Shaid en la silla y al abordar el automóvil me despedi de Simone con la mano. Y puce en marcha el vehículo, Shaid estaba tan tranquiló en el asiento trasero y Nieve se había dormido.
Miraba a Shaid cada segundo y el sonreía y sonreía, Shaid era un pequeño Tom, aunque el dijera que se parecía a mi.

—Buenos días señora Kaulitz—Florecita la empleada doméstica había llegado puntual.
—Hola Flor, estaré en el estudió y mi habitación no la linpies el señor esta un indispuesto por favor no le hagas mucho escándalo
—Claro señora

Después de encerrar a Tom me dirigí a mi estudió con Shaid y Nieve y me quedé ahí por horas, esperando la hora de poder hablar con Tom.

1 Estrellas:

jennifer dijo...

Ahy Tom no pelees por culpa de Freed!! Siguelaa yo quiero que esten bien.. ;)

Publicar un comentario