marzo 23, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra

            8. Vacaciones

Por: Arumi
Esa mañana cuando el avión aterrizo en Irlanda, hacía un fresco ligero y agradable el sol se veía tenúe escondido por las hermosas nubes griaceas que adordaban el cielo.  A Shaid lo había agotado el viaje y se había quedado dormido apenas el avión toco la pista de aterrizaje.
—Ya esta el equipaje—anunció Tom—sera mejor irnos te vez cansada y Shaid ya necesita descansar bien
Cuando planeamos nuestro primer viaje familiar acordamos alquilar una casa de campo y también un automóvil.  La casa de campo estaba ubicada lejos del centro de la ciudad y daba una hermosa vista a las montañas, así que estaría bastante tranquiló y silencioso. 
Primero pasamos a comprar la despensa porque la casa estaba alejada y enserio alejada.  Durante todo el camino no hablamos y nos dedicamos a observar el paisaje y el clima en la radió Tom había puesto una estación en dónde ahora se escuchaba a Mozart.
—Llegamos—anunció Tom y yo baje con Shaid—Bajare las cosas habré la puerta
Camine con Shaid en mis brazos observando la casa, que tenía un pequeño jardín y se veía bastante rústica desde afuera.  Busque en mi bolsa las llaves y al abrir la puerta se sintió un ligero olor a humedad, me apresure a entrar a la casa y examinar cada rincón del lugar, era pequeño vitage y precioso.
Subí las escaleras con Shaid en mis brazos habían dos habitaciones y el baño se localizaba en la parte de abajó era bastante grande y tenía una tina.  Cuando Tom subió el equipaje, le entregue a Shaid para hacer la cama y al final acomode la ropa en el armario y algunas cosas como perfumes en el tocador.
Tom volvió a bajar y cuando regresó traía en las manos un arreglo floral que acomodo en un jarrón y lo coloco justo en el buró que estaba a lado de la cama.
—¿Quieres cenar?
—Si, bueno si tú quieres—me dijo Tom
Y se sentó en la cama, Shaid había estado dormido y Tom muy callado. Más de lo que esperaba y podía soportar, aunque sabía a la perfección que yo había comenzado con esa ley de hielo.
Bajé las escaleras y prepare algo sencillo en realidad no quería y no tenía ganas de preparar algo tan laborioso porque para empezar Tom no lo merecía.
Y me puce a pensar que era lo que en realidad se merecía, después de tanto me estaba dando cuenta de como era en realidad. Y me dí cuenta que en realidad no me importaba en lo más mínimo porque era un echo que lo amaba y que núnca dejaría de amarlo.
—Has estado muy callada—comentó a la mañana del día siguiente, mientras Shaid nos miraba desde su silla de comer—¿Pasa algo?
—No ¿Pasa algo contigo?—me apresure a contestar
—No
Desvío la mirada hacía su plato y jugueteó con un chicharo, y pensaba en quien sabe que cosa, mientras me moría de curiosidad.
—Terminé—anunció y camino hasta la silla de shaid—iré a la habitación
Subió las escaleras sin más que decir y yo me quedé más tiempo sentada enfrente de mi plato de comida, sin apetito y sin interes por comer.  Suspire varías veces antes de subir las escaleras, Shaid ya dormía y Tom miraba un programa de T.v sin prestarle atención.  Me senté en la cama y miré a Tom un par de segundos y le sonreí.
—¿Que esta pasando con nosotros?—me dijo y acerco su rostro en mi pecho hasta apoyar su rostro en el.
—No sé—contesté  y acaricie su cabeza—eres lo mejor de mi Tomi
—Y tú mi mayor tesoro preciosa—me miro y acaricio mi rostro
—Te amo Tom, pero eres un tonto
—Soy más que un tonto—escondió su rostro nuevamente y respiro cerca de mi cuello
—No puedo contradecirte. Eres más que un tonto
Acaricie su cabeza y Tom permaneció callado y quieto.
—Tom quiero confesarte que estaba dudando si venir o no
—¿Porque? Aveces pienso que me estas dejando de amar—nuevamente me miro—me vuelve loco la idea de que pudiera perderte—ahora dejó un beso cerca de mi clavícula
—No tiene que enloquecer por eso, porque sería imposible que dejara de amarte
Tom se acomodo bien enfrente de mi y sonrió con recelo yo no lo observé porque sentía que no podía de algún modo me sentía incómoda.
—Tom. Imagina tu vida sin mi—Ahora me miro asustado
—¿Que quieres decir?
—No sé, es que me preguntó si podrías vivir sin mi
—No,no,no—dijo sobresaltado y asustado—Yo no podría vivir sin ti
—Pero yo pude, ¿recuerdas?—sus ojos brillaron y suspiro—fuerón largos y eternos esos meces en los que no te tuve
—Yo no soy tan fuerte como lo eres tú—miró de reojo a Shaid—Talvez Shaid me haría fuerte aunque no se que sería de mi vida si apenas se cambiar un pañal
—Tom...—acaricie su mano y entrelaze mis dedos con los de él
—Definitivamente moriría sin tu amor
Sonreí con debilidad y me acerque más a él, y rodeó mi cintura y me miro algunos segundos antes de abrazarme. 
—Estoy muy enamorado de ti—me dijo mientras acariciaba mi cabello—¿Tú sigues amandome?
—¿Encerio quieres saberlo?—Tom me miro asombrado, supongo que esperaba que dijera lo mismo
Y se quedo paralizado esperando mi respuesta, mirandome fijamente a los ojos y yo le sonreí, acaricie sus labios con uno de mis dedos y acerque lentamente mis labios a los de él,  sonrió antes de besarme y cuando lo hizo movió con suavidad sus labios y continuó besandome, cuando se separó de mi ambos suspiramos.
—Aun me sorprende y creó que me ofende que preguntes si te amo—sus manos me acariciarión con delicadeza —Cuando es muy obvio que sigo enamorada de ti
No dijo nada, solo permaneció callado esperando alguna otra cosa.
—Núnca dejes que me aleje de ti, nisiquiera unos segundos y es que estas dos semanas de silenció han sido como dos siglos
—Arumi, no volveré a permitir que no me hables en tanto tiempo
Me beso una vez más y  nuevamente me dejo sin aliento y me hizo sentir eso tan bonito que solo sentía con él.
                                 ***
Pasaron unos días más y Tom se portaba diferente más amoroso y más confiado, ahora se la pasaba cuidando a Shaid, mientras yo pintaba o hacía de comer en las tardes después de la ducha salíamos a caminar cerca del lugar mientras el freco de la tarde invadia el bosque lleno de vida verde, mientras Tom me agarraba de la mano.
—Shaid volvió a dormirce—Tom acunaba a nuestro bebé en sus brazos mientras caminabamos de regresó a la casa
—Esta cansado. Tom solo es un bebé
—Lo sé cariño y se ve adorable dormido, y es solo porque esta callado —Mi niño siempre es adorable
—Como tú Arumi
Sonreí y me sentí feliz, como hacía algunos meces atrás. 
Más tarde mientras Tom miraba un programa de Televisión, y shaid dormía yo estaba sentada cerca de la ventana, observando como la tarde caía y el cielo se teñia de rosa mientras el Sol se preparaba para ocultarse.  Hacía un freco agradable y me gustaba ver como se ponía el sol. Miré a ver a la cama dónde Tom y Shaid estaban acostados y habían dejado de ver la televisión y ahora solo estaban acostados mirando el techo,  suspire y volví mi mirada a la nada del atardecer y del fresco. 
—¿Aún no tienes sueño?—Tom se acercó a mi y acaricio mi cabello
—No mucho—me giré hacía él y sonreí —Shaid duerme
—¿Y porque no lo imitamos?
Me levanté de la silla y quede parada enfrente de Tom, quien naturalmente era más alto que yo.
—¿Ahora que sigue Arumi?
—No sé Tom, supongo que disfrutar un poco más a Arumi y dentro de algunos años darle un hermanito
—Me gustaría cambiar de domicilió pero pasar navidad aquí
—Con Shaid y contigo—dije sonriendo
Tom me atrajo a su cuerpo y me abrazó con ternura beso mi cabello y sonrió.
*Hola. Niñas ¿Que tal están?  Solo quería pedirles disculpas pero es que me eh demorado porque no logro desarrollar algunas ideas, aunque ya estoy acabando con los capítulos de romance y pronto empezaran los de drama. *

1 Estrellas:

jennifer dijo...

Ay noo drama noo!!
Esta buenisima. Siguelaa :)

Publicar un comentario