enero 16, 2015 | By: Acuarelagris♡

FanFic: Arumi; Capítulo Final.


Capítulo Final
Bill me había sugerido que tratara de acercarme a ella, pero no podía porque cada vez que veía sus ojos, veía la tristeza que llevaba en su alma y me preocupaba nuestro hijo. Cada noche la escuchaba sollozar o hablar en sueños. Diciendo que me amaba o que esto era una pesadilla.
—Tom—Arumi me movió ligeramente—Tom—ahora con más violencia
— ¿Qué pasa?—le dije un poco alarmado
—Creo que ya va a nacer—toco su vientre y me asusté mucho, palmee la cama y por donde estaba ella estaba húmedo
—Llévame al hospital
—Sí, claro yo...—me apresure a levantarme. Eran las 2:00 am—te llevare al hospital—la ayude a levantarse
Arumi era una chica lista había preparado todo el papeleo que en los hospitales solían pedir cuando entraban las mujeres parturientas. También unos días antes había guardado la ropita del bebé y la de ella en la pañalera, a decir verdad ya estaba preparada. Y estaba bastante tranquila.
—En el primer cajón del tocador esta mi historial—me dijo un poco agitada—por favor sácalo y ponlo en la bolsa de mano.
—Si—comenzaba a desespérame
—Y ayúdame a cambiarme Tom
La ayude a ponerse un vestido para que fuera más fácil poner y quitar y se calzo unas valerianas. Corrí escaleras abajo y busque las llaves del automóvil y la ayude a bajar las escaleras y subir al coche. Cuando estuvo adentro igual coloque en el maletero las cosas que había preparado.
—Avísale a tu mamá y a mi papá—estaba tranquila, y aquello me mantenía a mi tranquilo, aunque el rojo del semáforo me saca de quicio y comenzaba a desesperarme
—Tranquilo Tom—me dijo desde el asiento trasero—no te apresures—me detuve por quita vez frente a una luz roja de un semáforo
—Es de madrugada casi no hay trafico
—De todos modos Tom, no hay que tentar al destino no quiero otro accidente
—Lo siento Arumi es solo que no quiero que nada les pase
—Nada pasara—Ahora hablaba con más dificultad—tranquilízate
Permanecí en silencio y la mire por el espejo, sonreí al darme cuenta que parecía más yo el embarazado y no ella. Porque ella aún estaba tranquila.
Cuando llegamos al hospital nos acercamos a la recepción.
— ¿En qué les puedo ayudar?
—Mi esposa—dije señalando con la vista a Arumi
—Creo que estoy en labor de parto—dijo aun con tranquilidad, la enfermera de recepción mando llamar a otra y nos guio hasta una habitación.
Ahí una doctora le hizo algunas preguntas mientras la revisaban y todo eso yo hable a su padre y a mi madre que no tardaron nada en llegar.
— ¿Señor Kaulitz?—Una doctora salió—Su esposa ya está en labor de parto—me entrego la ropa de Arumi—Cuando el bebé nazca necesitaremos la ropa de ambos.
—Claro ¿usted recibirá al bebé?—y es que me daba un no sé qué de saber que algún doctor pudiera verla, la doctora asintió y me dejo en la sala de espera.
Me senté a un lado en la sala de espera junto a mi madre, quien entrelazo su mano con la mía y su padre y su hermano estaban enfrente de nosotros. Tenía un sueño terrible pero desapareció cuando me imagine a Arumi ahí en esa sala dando a luz y me provoco unas nauseas terribles y un mareo intento.
—Cariño ¿Estas bien?—mi madre me miro alarmada cuando mi rostro tomo un tono verdoso
—Solo estoy nervioso y cansado
—No te preocupes, todo va a salir bien cariño
—Eso espero
Apoye mi cabeza en uno de los hombros de mi madre y me quede dormido, y me di cuenta que era un sueño porque estaba en una boda y veía todo desde el cuerpo del novio.
Ahí estaba ella con su cabello trenzado y algunos mechones sueltos que hacían que su peinado de viera elegante pero rebelde, sus ojos brillaban al verme. Y su sonrisa era hermosa, y en realidad no sabía porque se veía tan hermosa.
Despea el sueño cambio ahora estaba acostado en un cama de alguna habitación y ella estaba desnuda y dormía entre mis brazos, cuando despertó vi sus ojos y tenían ese hermoso brillo que tenía en sus ojos, y al despertar me miro con amor y me beso.
Poco después ella estaba ahí mirándome con sus ojos inundados de lágrimas pidiéndome que no me fuera. Y aferrándose a mí.
—Tom—escuche la suave voz de mi mamá—Ya salió la enfermera—me aviso y me levante de inmediato de mi asiento y camine hacia ella.
—Tom Kaulitz—dijo sonriendo—Felicidades, fue un varoncito nació a las 6:00 am peso 2800 y midió 50 cm—mi madre y mi suegro se acercaron a mi
— ¿Y Arumi?
—Ella está bien, un poco cansada pero está bien. Necesitamos las cositas del bebé y las de Arumi.
—De acuerdo
La doctora se retiró y me dejo a solas con mi mamá y el padre de Arumi. Mi mamá y su padre estaban que morían de felicidad.
—Mamá acompáñame al automóvil
—Claro hijo
Mi madre me siguió hasta el vehículo y le entregue las cosas de Arumi y de mi hijo.
—Mamá necesito que si le dan de alta a Arumi la lleves a casa. Yo necesito ir a ver al médico y pensar algunas cosas
—Tom pero ¿estás bien?—la mire intentando decir que si pero la única verdad era que no lo estaba.
—Si
—De acuerdo está bien iré a ver a Arumi
Mi madre se fue y yo me subí al vehículo, estaba tan sorprendido y conmovido no sé qué era lo que sentía realmente. Así que conduje al hospital de especialidades en donde estuve internado.
—Buenos días—llame la atención de la recepcionista
—Buenos días ¿en qué le puedo ayudar?
—Quería saber si es posible que el doctor me diera una consulta
— ¿No tiene cita?—negué con la cabeza— ¿Cuál es tu nombre?
—Tom Kaulitz
La recepcionista entro al consultorio y salió a los pocos minutos.
—Pasa el doctor quiere verte
Entre al consultorio y ahí estaba el doctor que era especialista en neurología.
—Tom—me saludo estrechando mi mano— ¿Cómo has estado? Toma asiento
—Bien. —me senté en la silla que estaba enfrente del escritorio—supongo que bien
— ¿Que te trae aquí el día de hoy?
—Hoy nació mi hijo
—Felicidades Tom es una gran noticia
—Gracias pero en realidad lo que me preocupa es no poder recordar nada
—Oh ya entiendo
—Pero desde hace unas noches he estado teniendo sueños con bodas, viajes a parís y cosas que siento familiares
—Tom no son sueños, son recuerdos si las sientes tan familiares
— ¿Cree que este recuperando la memoria?
—Es muy probable y estar cerca de tu familia te ayuda mucho Tom ¿tienes alguna otra duda?
—No, eso es todo. Muchas gracias.
Salí del hospital de especialidades, un poco confundido y muy preocupado más frustrado y jodido. Y lo único que pude hacer fue entrar a mi automóvil y conducir sin un rumbo fijo.
***
— ¿Tom en donde has estado?
Mi madre estaba más que preocupada muy molesta, pero la entendía.
—Dieron de alta a Arumi hace tres días. Ha estado llorando y muy débil
— ¿Donde esta ella?
—En su habitación, durmiendo
— ¿Y nieve?
—Custodiando la puerta de la habitación
— ¿Podrías dejarnos solos?
—Solo si me aseguras que la cuidaras a ella y a mi nieto
—Sí, te lo aseguro.
—Si necesitas algo...
—Te llamo, ya se.
Acompañe a mi mamá hasta la entrada y después camine hasta mi habitación, en donde me esperaba la verdad. Nieve me saludo con poca emoción en la puerta de la entrada, que estaba entreabierta.
Lo primero que escuche fue el sonido del estéreo que tocaba un disco de música clásica que me relajo por un momento, la lámpara estaba encendida y Arumi dormía boca abajo en la cama con Shaid a su lado.
Respire profundo y avance hasta llegar a la cama. Respire profundo y me senté en la orilla haciendo que se hundiera. Observe dormir a Arumi y mire a Shaid mi pequeño hijo, estaba anchado aun y se veía como se ven las veces cuando apenas tienen algunos días de haber nacido.
Acaricie su rostro y algunas lágrimas me salieron pero contuve el llanto y acaricie ahora el largo cabello de Arumi. Y su rostro, había estado llorando y aquello me destruyo.
—Tom—murmuro aun dormida y el pequeño Shaid suspiro
—Aquí estoy mi amor—le dije muy bajito, ella se sobre salto y despertó casi al instante
—Tom—dijo impresionada y comenzó a llorar— ¿En dónde estabas? Pensé que...
—Ya tranquila—la abrace y le di un beso en su cabello—perdóname es solo que...—ahora ella me interrumpió besando mis labios
—Tom ¿Ya no me amas?
—Arumi, yo no sé qué decirte no puedo recordarte pero estoy seguro que no puedo vivir alejado de ti. Porque te veo y siento una especie de tranquilidad. No estoy seguro de muchas cosas y no puedo recordar nada pero cuando duermo, me gusta que estas en mis sueño besándome y abrazándome y diciendo que me amas—ya no me contuve más y comenzó a llorar ella me abrazo y permanecimos así por algunos minutos.
Mis sollozos se unieron a los de ella en una mezcla de sentimientos encontrados.
—Te amo—murmuro en mi oído
—Arumi quiero empezar con los pocos recuerdos que tengo, porque yo sé que estando contigo y Shaid todo va a estar bien.
Ella asintió echa un mar de lágrimas y me abrazo. Después miro a ver a Shaid y lo tomo entre sus brazos. Lo miro y era tan pequeñito y bonito, tenía una mejilla regordetas y su cabello era ligeramente ondulado y castaño. Lo mire dormir entre los brazos de Arumi.
Me acerque a ella y la abrase, deposite un beso en sus mejillas y me entrego al bebé. Sonreí, tenerlo así me hacía sentir vivo, y ella me dio un beso en los labios y yo se lo devolví.
—Arumi, te amo


La bese y en ese momento supe que estaba en casa, que ya nada importaba más que Arumi y mi pequeño Shaid.
Konichiwa (?)

EJem... La verdad esta es una historia cortita y es solo la introducción a lo que será la segunda temporada de la historia. Que se llama "En su sombra" y que pueden encontrar en mi lista de obra y que espero que lean. Espero que les haya gustado esta historia porque esta es la primera que escribe y posiblemente la que más me gusta. Nos leemos en la segunda parte, muchísimas gracias por votar y comentar. Las amo ♡

1 Estrellas:

jennifer dijo...

Ay Tom ya recuerdaa!!
Me encantaa.. Nos estamos leyendo :)

Publicar un comentario