noviembre 27, 2014 | By: Acuarelagris♡

Fanfic; Arumi Capítulo 8


Capítulo 8: Promesa
Por: Tom

—Arumi—era la segunda vez que Arumi se demoraba—llegaremos tarde
—Lo siento amor—bajo las escaleras y le ofrecí mi mano para que ayudarla a bajar—Tengo hambre
—Pasaremos a comer en un restaurant estamos retrasados
—De acuerdo
Caminamos hasta la puerta y de ahí a mi automóvil. Los meces habían pasado rápido Arumi estaba en el cuarto mes y ya comenzaba a notarse el embarazos, se veía muy curiosa, y había sustituido sus playeras de bandas de rock vitage por vestidos que la hacían lucir más femenina y más hermosa.
— ¿Cómo te sientes mi amor?
—Bien Tomy—ahí sentada en el asiento del copiloto miraba por la ventanilla y tenía una mano en su vientre
Arumi había empezado a pintar, desde que supo que estaba embarazada también cada mañana o cada noche se sentaba enfrente del piano y tocaba. A mí me gustaba verla porque se perdía entre el universo.
—Llegamos bebé
Baje del auto y abrí la puerta para que ella bajara, últimamente estaba más animado hoy nos dirían al fin el sexo del bebé yo prefería que fuera una hermosa niña. Y que se pareciera a Arumi con esa mirada tan profunda y ese silencio sobre natural que hacía que me desesperara y no pudiera descifrar sus pensamientos.
—Venimos a mi cita mensual
—Claro señora Kaulitz, el doctor los atenderá en breve. Tomen asiento.
Como de costumbre no sentamos en el sillón que ocupábamos habitualmente para esperar nuestro turno.
—Tom ¿Que te gustaría que fuera?
—Niña
— ¿Niña? ¿Porque niña?
—Solo quiero tener a alguien que se parezca a ti y que sea cariñosa
—Pensé que preferías niño
— ¿Tú que prefieres?
—Señora Kaulitz, puede pasar—nos informó la asistente

El doctor estaba sentado delante de su escritorio como habitualmente nos invitó a sentarnos en las sillas enfrente de él
— ¿Cómo te has sentido Arumi?
—Muy bien solo que ya empiezo a sentir el peso del bebé
—hoy vamos a saber el sexo de tú bebé
El doctor se levantó de su asiento y nos pidió que lo acompañáramos a una pequeña habitación en donde había una camilla y un monitor. Le dio unas indicaciones a Arumi y ella se acostó en la camilla con el vientre descubierto.
El doctor puso un gel en su vientre y con saco una especie de micrófono que comenzó a pasar por el vientre de Arumi. Enseguida aparecieron unas imágenes en la pantalla y comenzó a escucharse lo que parecía ser los latidos de su corazón.
—Es un niño—dijo el doctor—Felicidades
Sentí una emoción infinita y unas ganas de llorar. Arumi no se contuvo y unas lágrimas cayeron por sus mejillas rosas.
Después de aquel momento nos reunimos con el doctor.
—Todo va bien con su bebé, Arumi sigue tomando tus vitaminas y nos vemos en un mes
Salimos agarrados de la mano y con dirección al automóvil. Me sentía bien y Arumi se veía más feliz.
— ¿A dónde quieres ir a comer?
—Se me antoja una pizza
—Pues vamos por una pizza
Conduje en silencio y sonriendo de vez en cuando con Arumi. No sabía que decirle estaba tan emocionado pero entonces sentí una opresión en mi pecho y una especie de mal presentimiento.
—Amor—la voz de Arumi me saco de mis pensamientos— ¿en qué piensas?
—E genio cariño mi primer hijo será un hombrecito
—Sabía que preferías un niño
—No es que lo prefiera pero igual es bueno así cuando tengamos a una mini- Arumi él cuidara de ella.
—Si Tom
Llegamos a una plaza comercial y comimos pizza y un helado después compramos un libro de nombres. Y aun seguía sintiendo esa opresión en el pecho. Aun cuando estamos de regreso a casa.
— ¿Qué te parece Francis?
—Es muy común—Arumi ojea el libro y yo seguía sintiéndome mal—Arumi ¿me amas?—nos miramos y después regrese la vista a la carretera.
— ¿Por qué lo preguntas?
—Solo responde
—Tom por supuesto que te amo, y no tienes idea de cuanto
—Entonces quiero que me prometas algo
—Tom ¿Ocurre algo?
—Quiero que me prometas que si algo llegara a pasarme y aquello llegara a pasarme tú seguirás adelante y cuidaras de nuestro hijo
— ¿Por qué dices eso?
—Arumi solo quiero que lo prometas, es decir que solo quiero estar seguro de que si algo me llegara a suceder tu seguirías adelante
—Tom yo no podría vivir sin ti
—No Arumi yo no quiero que seas dependiente de mi porque ahora tendremos un bebé y me gustaría saber que tu cuidaras de él si yo llegara a faltar no te dejaras caer por él
—No me estás haciendo sufrir yo no puedo imaginarme una vida sin ti
—Arumi solo promételo, saber que tú y nuestro bebé están bien me hace bien y feliz
—Lo prometo Tom
No volvimos a mirar y le sonreí para animarla.
—Este puto tráfico. Tomare un atajo para llegar a casa rápido—fue el primer comentario que se me ocurrió para calmar las tenciones
—Amor no me molesta esperar
—Es solo que quiero llegar a casa para que descanses
Conduje sin despegar la mirada del camino, hasta que llegue enfrente del semáforo que volvió a ponerse rojo. Entonces mire a Arumi y nos acercamos para besarnos. Cada que la besaba me enamoraba un poco más de ella. Sus labios eran suaves y su forma de besar era tierna y apasionada primero me besaba despacio y después mordisqueaba mis labios.
El semáforo volvió a ponerse en verde. Y entonces sucedió en un segundo, un automóvil que iba fuera de control se estampo contra mi automóvil golpeando con brutalidad el lado en el que me encontraba. Cerré los ojos cuando sentí recorrer un dolor que nacía desde mi cabeza y que invadía todo mi cuerpo en ese momento recordé a mi pequeña Arumi y a mi futuro hijo abrí los ojos y ella estaba ahí abrazando mi cuerpo y llorando.
—Aru-Aru-Arumi—sentía que no podía hablar y comenzaba a dolerme todo
—Tom
Por: Arumi
No me di cuenta como paso, solo pude ver cuando el automóvil se estampaba de lado del conductor y sentí como por la fuerza del impacto mi cuerpo se sacudió y mi cabeza se golpeó.
Abrí mis ojos unos minutos después, buscando a Tom.
—Tom—como pude zafe el cinturón de seguridad y me acerque a donde él estaba atrapado entre la carrocería que se había abollado
—Aru-Aru-Arumi—trago saliva y abrió sus ojos con debilidad—Estas hermosa—murmuro—Que lastima que no pueda vivir lo suficiente para recordártelo cada día
—Tom ¿de qué hablas?—escuchaba vocea afuera del vehículo y gente gritando para que hablaran a una ambulancia—Nada malo te pasara—trate de liberarlo pero estaba atrapado entre el metal y no tenía las fuerzas para ayudarlo
—Duele...Y duele mucho—respiro hondo—Arumi fuiste la mejor novia y esposa—estiro su mano para tomar la mía
—Tom no digas eso—veía borroso por las lágrimas que se combinaban con la sangre que emanaba de alguna herida en mi rostro—Vamos a estar bien
—Arumi lo prometiste...—de sus ojos rodaron algunas lágrimas—Te amo
—Tom no, no, no—le dije antes de que cerrara sus ojos—Tom no me dejes te amo.

Y ya no me contuve más un grito salió de mi garganta y sentí desgarrarse algo en mi interior. Lo abrecé con fuerza y me aferre a él y le rogué que no me dejara como nunca lo había echo antes de que unas manos me separaran de él. Trate de luchar pero las manos fueron más fuertes.

3 Estrellas:

Daniela♥ dijo...

Ya comienza lo tragico en estos dias publico el capitulo 9
Gracias por leer;)

jennifer dijo...

Quee nooo. Tom.no puede morir.
Danila no seas asii..

Siguelaaa me dejas con una tremenda incertidumbreee

Diane kaulitz dijo...

Ño porque tan rapido la parte tragicaaa noooo:(
Arumi Arumi

Publicar un comentario